Kris Meeke se quedó con el Rally de Cataluña por delante de Sebastien Ogier