La disputa en Jujuy se agrava en las calles con pintadas, vandalismo y guerra de afiches

Acusaciones cruzadas entre el radicalismo y el oficialismo en alianza con Milagro Sala
Acusaciones cruzadas entre el radicalismo y el oficialismo en alianza con Milagro Sala
Amalia Eizayaga
(0)
29 de julio de 2015  

SAN SALVADOR DE JUJUY.- La tensión que se vive en Jujuy como parte de la campaña electoral se está reflejando en los afiches, pintadas y gigantografías que son blanco de roturas y ataques vandálicos.

Mientras el diálogo entre los distintos sectores políticos está prácticamente cerrado, las paredes se convirtieron en una suerte de termómetro de esas diferencias irreconciliables, acompañadas de acusaciones cruzadas y denuncias judiciales.

En pocos días, y a gran velocidad, las pintadas y carteles a favor del oficialismo invadieron -como nunca antes- paredes, puentes, rutas, caminos e incluso escuelas de esta ciudad y del interior provincial. La oposición puso el grito en el cielo cuando el Frente para la Victoria (FPV) imprimió su color celeste y blanco sobre la ruta N° 9, que conduce a la Quebrada de Humahuaca.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2003 por su riqueza cultural y por sus paisajes naturales, la zona tiene hoy casi todas las paradas de ómnibus pintadas con la leyenda: "Milagro Sala al Parlasur - Scioli para la victoria", según pudo constatar LA NACION en una recorrida. También en Abra Pampa, en plena Puna, esas frases aparecen en la pared de piedra de un cementerio.

"Este año hay algo inusual y es el hecho de que hay una organización social oficialista con enormes recursos, que es capaz, en un fin de semana, de pintar a lo largo de la provincia «Scioli presidente» y destruir los pasacalles y publicidad ajena", se quejó el diputado provincial Pablo Baca (UCR- Frente Cambia Jujuy).

Baca calificó de "despilfarro" los recursos que gasta el oficialismo para la campaña. Y denunció que la Tupac Amaru, que responde a Milagro Sala, "utiliza miles de beneficiarios de planes sociales; de otra forma no se podría pintar la provincia como lo han hecho", afirmó.

"Desde el partido Lyder hemos instado a realizar una campaña amigable con el ambiente -dijo Isolda Calsina, del mismo frente-. Causa indignación que se atropelle de esta forma. Hay que buscar publicidades alternativas que no dañen las áreas patrimoniales; las fuerzas políticas tienen que hacerse cargo y reparar el daño", agregó.

Fuentes del Frente Unidos y Organizados (FUyO), en tanto, dijeron que no hay ningún monumento histórico pintado. También denunciaron anteayer que el municipio de esta ciudad -de gestión radical- retiró carteles de la vía pública. El hecho empujó a la propia Sala y al diputado provincial Emilio Cayo a reclamar. Los atendió el secretario de Planificación y Desarrollo municipal, Gustavo Muro, quien afirmó haberles devuelto unos 36 carteles. Según el FUyO fueron más de un centenar.

"Eran pasacalles y carteles ubicados en forma peligrosa cerca de la red de energía. Los retiró personal de la municipalidad. Vinieron y se los devolvimos -respondió Muro a LA NACION-. Fue un tema de gestión", afirmó. Dirigentes del FUyO señalaron, en cambio, que el radicalismo busca "victimizarse" y utiliza recursos municipales para pagar la campaña a gobernador de Gerardo Morales.

El diputado radical Néstor Sanabia dijo que al Frente Cambia Jujuy le rompieron casi el 90% de su cartelería. "Hemos decidido no reponerlos porque es una pérdida de tiempo y de recursos", dijo. El legislador expresó su preocupación por lo que pueda suceder de aquí hasta las elecciones de octubre: "Creo que se va a incrementar la violencia. Va a terminar en todo o nada; no hay tolerancia", expresó.

En las redes sociales circularon imágenes polémicas: fotos de un árbol pintado con el nombre de Scioli y el signo de la Tupac; carteles del FPV dentro de escuelas públicas en Yuto (Ledesma) y en el barrio Alto Comedero de esta ciudad; afiches pegados sobre paredes de piedra en otra escuela pública en San Pedro de Jujuy; personas rompiendo una gigantografía de Morales.

Mientras el oficialismo aún no formalizó la candidatura de Eduardo Fellner para una eventual reelección -algo que casi todos dan por hecho-, la decisión de que las elecciones provinciales se realizaran junto con las nacionales se publicó sobre el filo del cierre del calendario electoral, como otra maniobra para levantar la temperatura de la disputa.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.