Macri y Carrió buscaron abrir la etapa del deshielo

Fuente: Archivo
La reunión de Olivos reavivó la confianza; el papel vital de Quintana
Jaime Rosemberg
(0)
25 de enero de 2019  

El mensaje de WhatsApp que recibió el día de su cumpleaños, salido del teléfono de Juliana Awada , sirvió como un indicio concreto de la distensión. Con ese antecedente y sin temores de nuevos cortocircuitos, Elisa Carrió llegó anteayer a media tarde a la quinta de Olivos para ver al presidente Mauricio Macri , luego de meses de frialdad y diálogo nulo.

El clima cambió de manera drástica. Tanto que cerca del Presidente afirmaron que a Macri se lo vio "contento" tras el encuentro, calificado de "bárbaro" cerca de la volcánica diputada porteña.

Durante una hora y media, según pudo saber LA NACION, Macri y Carrió repasaron "todos los temas" y acordaron "todo", según dejaron trascender en el entorno de la diputada sin dar demasiados detalles. Tuvieron un tercer invitado que ambos conocen bien: el exvicejefe de Gabinete Mario Quintana, que se fue del gobierno en septiembre y a quien Carrió aprecia como a casi nadie en el mundo macrista. "Es un buen interlocutor, conoce a ambos y sabe cómo tratarlos", afirmó ayer a LA NACION uno de los funcionarios que conoce de cerca a los tres protagonistas del cónclave, del cual no se conocieron fotos.

Quintana fue uno de los "acuerdos" a los que llegaron Macri y Carrió, quienes según voceros no oficiales "se rieron mucho" en el transcurso de la charla. A partir de marzo, la diputada y el exfuncionario recorrerán el país haciendo campaña por Cambiemos, dejaron trascender en ambos lados, más allá de la especulación sobre un eventual regreso de Quintana al gabinete, que nadie confirma ni desmiente del todo.

"Mario está bien, ayudando a limar asperezas en el espacio, y explicando medidas que a veces no se entienden lejos de la Casa Rosada", explicaban ayer cerca de Macri, quien recibió a Carrió luego de su foto con María Eugenia Vidal, en la ruta 5. Uno de los "asesorados" por Quintana fue el gabinete de Vidal, que días atrás recibió en pleno a un "gurú motivacional" recomendado por el extitular de Farmacity.

En el Gobierno recordaron algunos "guiños" recientes hacia Carrió. Uno de los más recientes fue el DNU que establece la extinción de dominio, basado en un proyecto de ley presentado por la líder de la CC-ARI hace más de dos años, y que dejó más que conforme a los aliados del Presidente.

En materia electoral, campo en el que también dejó claras sus preferencias en una reunión reciente Marcos Peña, Carrió parece haber conseguido la confirmación de la candidatura de uno de sus aliados históricos, el cirujano Rubén Manzi, como candidato a gobernador de Cambiemos en Catamarca. Más allá de las postulaciones, el deshielo promete una Carrió en campaña, aunque en el Gobierno están siempre atentos a la independencia que siempre mantiene Carrió, puertas adentro y afuera de la coalición.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.