Sergio Massa ahora evalúa competir como candidato a diputado

Fuente: Archivo
Le prometen presidir la Cámara en caso de ganar; ayer Cristina le hizo un guiño en las redes
Gabriel Sued
(0)
16 de junio de 2019  

Cuando faltan cinco días para la inscripción de las candidaturas, cobra cada vez más fuerza la posibilidad de que Sergio Massa no compita en las PASO presidenciales del Frente de Todos y que, en cambio, encabece la lista de postulantes a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. Si se confirma, el anuncio correrá por cuenta del propio Massa. Podría hacerlo entre hoy y mañana, tal como lo desea Alberto Fernández, que quedaría como único precandidato a presidente del espacio, en fórmula con Cristina Kirchner. Si las tratativas se complican, el misterio se prolongará unos días más, quizás hasta el mismo sábado, límite del plazo legal.

Este tema, la incógnita más importante en pie tras la inscripción de los frentes electorales, todavía es materia de discusión en el Frente de Todos. Pero dirigentes de los dos sectores dijeron a LA NACION que crecieron las posibilidades de que haya una sola fórmula presidencial, en atención a la profundización del escenario de polarización con el oficialismo.

Massa había propuesto competir en las PASO presidenciales, pero con lista de unidad en el resto de las categorías. En el kirchnerismo quieren que vaya como candidato a diputado. Le ofrecen presidir la cámara y le advierten que si hay primarias presidenciales, él deberá ir con su propia lista en todos los tramos de la boleta, una posibilidad que rechaza toda la dirigencia del Frente Renovador (FR).

"El peligro de ir a las PASO es que, aunque el frente tenga más votos que el oficialismo, la división de votos entre Alberto y Massa ubique a Macri como el precandidato más votado de manera individual y que eso sea usado para decir que el Gobierno ganó", explicó a LA NACION un armador del peronismo. Ante ese escenario, Massa analiza aceptar el ofrecimiento de encabezar la lista de diputados, mientras pelea a capa y espada otros puntos conflictivos del acuerdo. El principal sigue siendo Tigre. La regla general de la coalición electoral establece que se allanará el camino para la reelección de los intendentes del massismo y del PJ. Pero el jefe del Frente Renovador pretende que en su distrito se haga una excepción. Exige el respaldo a la candidatura de su esposa, Malena Galmarini, que competirá contra el actual intendente, Julio Zamora, un exmassista que el año pasado dejó el FR y volvió al PJ.

El tema genera tensiones incluso dentro del kirchnerismo: mientras en el Instituto Patria priorizan el acuerdo nacional y son receptivos al pedido de Massa, cerca de Alberto Fernández valoran el gesto que tuvo Zamora y hacen fuerza para que se lo deje competir en las PASO. El intendente teme terminar siendo la variable de ajuste: hizo un pedido formal a las autoridades del Frente de Todos, pero todavía no recibió respuesta. Ninguno de sus colegas salió a defenderlo. "Lo queremos a Julio, pero no puede naufragar un acuerdo nacional por un municipio", dijo a LA NACION otro intendente.

Sobre la mesa de negociación también están las listas de diputados nacionales y de legisladores bonaerenses. El acuerdo que está a punto de cerrarse le garantizaría al FR tres lugares "entrables" en la boleta nacional y ocho en la provincial, lo que permitiría al FR conservar buena parte de las bancas que hoy tiene.

La letra chica del acuerdo quedó a cargo de Máximo Kirchner y Eduardo "Wado" De Pedro, por el kirchnerismo, y de Raúl Pérez, por el massismo. Alberto Fernández también encargó gestiones a Felipe Solá, una figura que tendrá alto perfil durante la campaña. El exgobernador busca conciliar posiciones y ordenar la oferta electoral en los municipios donde no gobierna el PJ ni el FR, como Lanús, Quilmes y Mar del Plata.

En simultáneo se trabaja en la construcción de un mensaje unificado para la campaña. Después del encuentro entre Alberto Fernández y Massa, queda pendiente la foto entre el jefe del FR y Cristina Kirchner. La postal no tiene fecha, aunque ayer hubo un guiño cuando la expresidenta le devolvió un "me gustó mucho el video" a la publicación de un spot del tigrense en las redes. "Tenemos que definir si Massa va a hacer campaña como parte de este espacio o si va a seguir como virtual candidato de Alternativa Federal", rezongó un dirigente de confianza de Fernández.

Lo que está claro es cuál será el perfil de campaña de Cristina. La expresidenta seguirá con la presentación de Sinceramente, su libro, por todo el país. Después de visitar Santiago del Estero, tiene previstos viajes a Rosario y a Chaco. Solo de vez en cuando se cruzará con Alberto Fernández.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.