Monumento en Campo de Mayo

(0)
20 de marzo de 2008  

LA PLATA.- Tres pilares de hormigón armado de siete metros de altura con las palabras Memoria, Verdad y Justicia señalan, desde ayer, uno de los accesos a la guarnición militar de Campo de Mayo como uno de los sitios donde funcionaron centros clandestinos de detención durante la última dictadura militar.

La instalación, impulsada por la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense, incluye una viga que une los tres pilares con la leyenda "Aquí funcionó el centro clandestino de detención durante la dictadura militar que asaltó los poderes del Estado entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983. Nunca más golpe ni terrorismo de Estado".

La señalización fue inaugurada en el ingreso a la Puerta 4 de Campo de Mayo, ubicada sobre la ruta provincial 8.

Del acto participaron la ministra de Defensa, Nilda Garré; el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, y su par provincial, Sara Derotier de Cobacho, además de representantes de la Comisión por la Recuperación de la Memoria de Campo de Mayo y otras entidades defensoras de los derechos humanos.

El monumento fue diseñado por el equipo Voluntariado Proyecto de Recuperación de la memoria ESMA y Campo de Mayo, integrado por docentes y estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, que dirige Marcelo Castillo.

La ministra de Defensa, Nilda Garré, expresó que la realización de esa ceremonia fue "un acto de justicia, memoria y verdad, que recuperará para las generaciones presentes y futuras la verdad sobre lo acontecido en la última dictadura".

Garré afirmó que la última dictadura militar "fue instaurada en beneficio de los sectores más concentrados de la economía", aunque subrayó que "las Fuerzas Armadas de hoy no son las de ayer".

En el predio funcionaban los centros clandestinos de detención conocidos como El Campito, Las Casitas, el Hospital Militar y la Prisión Militar de Encausados.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.