"Recibí $ 200 por firmar papeles"

Lo declaró ante un juez; fue para ser apoderado
(0)
1 de agosto de 2012  

Carlos "Piluso" Schneider, un jubilado de la marina mercante de 75 años declaró ayer ante la Justicia que le pagaron 200 pesos para firmar como apoderado de la firma Tierras Internacional Investment, una de las sociedades controlantes de The Old Fund, el fondo que se quedó con la ex Ciccone Calcográfica.

Schneider testificó ante el juez Ariel Lijo que investiga al vicepresidente Amado Boudou por supuesto enriquecimiento ilícito y averigua si el funcionario está detrás de los nuevos dueños de la ex Ciccone, cuyas máquinas imprimen los nuevos billetes de 100 pesos con el rostro de Evita.

Schneider declaró tres horas y media en los tribunales de Retiro, donde llegó en tren desde Longchapms, donde vive. Allí le preguntaron sobre Alejandro Vandenbroele, director de la nueva Ciccone. "Me preguntaron de todo, hasta de la familia. Sí, me preguntaron sobre Vandenbroele y otros nombres raros. Pero yo les dije que no sé quienes son".

"Salí con un hambre de la puta madre. Sólo me dieron un vaso de agua porque tenía seca la garganta. Pero a mí no me importa nada y les pregunté si me podían conseguir un sánguche de chorizo, ¡con el hambre que tenía!". Durante el interrogatorio reconoció: "Recibí 200 pesos por firmar los papeles y listo".

La oferta se la hizo un estudio jurídico, al que accedió por un lazo familiar, que a su vez había sido contactado por Vandenbroele para establecer una sociedad.

Carlos "Piluso" Schneider, un jubilado de la marina mercante de 75 años, declaró ayer ante la Justicia que le pagaron 200 pesos para firmar como apoderado de la firma Tierras Internacional Investment, una de las sociedades controlantes de The Old Fund, el fondo que se quedó con la ex Ciccone Calcográfica.

Schneider testificó ante el juez Ariel Lijo, que investiga al vicepresidente Amado Boudou por supuesto enriquecimiento ilícito y averigua si el funcionario está detrás de los nuevos dueños de la ex Ciccone, cuyas máquinas imprimen billetes de 100 pesos.

Schneider declaró durante tres horas y media en los tribunales de Retiro, donde llegó en tren desde Longchapms, donde vive.

Allí le preguntaron sobre Alejandro Vandenbroele, director de la nueva Ciccone. "Me preguntaron de todo, hasta de la familia. Sí, me preguntaron sobre Vandenbroele y otros nombres raros. Pero yo les dije que no sé quiénes son".

"Salí con un hambre de la p... madre. Sólo me dieron un vaso de agua porque tenía seca la garganta. Pero a mí no me importa nada y les pregunté si me podían conseguir un sándwich de chorizo, ¡con el hambre que tenía!", dijo el testigo a LA NACION luego del interrogatorio.

Durante la testimonial, Schneider reconoció: "Recibí 200 pesos por firmar los papeles y listo".

- ¿Le preguntaron sobre Tierras International Investments?

-¿Qué cosa?

- Sobre el fondo holandés disuelto en el que usted figura como representante.

-Ah, sí, claro.

-¿Y qué les respondió?

-¡Que yo qué sé! Les conté que recibí 200 pesos por firmar los papeles y listo.

La oferta se la hizo un estudio jurídico, al que accedió por un lazo familiar, que a su vez había sido contactado por Vandenbroele para establecer una sociedad, según estableció LA NACION en fuentes ligadas a esas negociaciones.

Otro de los testigos que fue citado para estos días por Lijo es Alejandro Antonio Martí. Su dirección es la de una empresa creada por Vandenbroele y por Fabián Carosso Donatiello, que figura como inquilino del departamento de Amado Boudou en Puerto Madero, a pesar de que vive y trabaja en Madrid.

Martí dijo que no sabe nada de este enredo.

En ese departamento de Boudou allanado se encontraron evidencias de que Vandenbroele pagaba las expensas y las facturas de algunos servicios.

El juez también citó a Eduardo Alberto Razzetti, primer presidente y director titular de The Old Fund entre 2008 y 2009, cuando cedió su lugar a Vandenbroele. Razzetti también figura en la causa contra Boudou por enriquecimiento ilícito.

Otro de los testigos citados por el juez es el contador Martín Stolkiner, síndico del concurso de acreedores de Ciccone.

Por su trabajo trató de obtener información sobre los dueños de la empresa.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.