Rodríguez Saá se reunió con Macri y se suma al oficialismo en el Congreso

Fuentes del Gobierno y cercanas al senador puntano confirmaron el encuentro poco antes de la foto oficial
Fuentes del Gobierno y cercanas al senador puntano confirmaron el encuentro poco antes de la foto oficial Fuente: LA NACION
Jaime Rosemberg
(0)
18 de julio de 2019  • 14:48

De impecable traje y corbata y su característica sonrisa gardeliana, el senador puntano Adolfo Rodríguez Saá ingresó en la mañana del jueves al despacho presidencial. Su encuentro con el presidente Mauricio Macri, mantenido en estricta reserva en las horas previas, representó -según voceros oficiales- el primer paso para el acercamiento del cinco veces gobernador de San Luis al oficialismo.

Fuentes del Gobierno y cercanas al senador puntano confirmaron la reunión poco antes de que la foto oficial, en la que también aparece el senador rionegrino y candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, fuera distribuida por la Casa Rosada. Desde la oposición puntana al gobernador Alberto Rodríguez Saá estimaron que el encuentro representa "un voto más en el Senado" para el Gobierno, no solo durante este período, sino en un eventual segundo mandato de Macri (Rodríguez Saá tiene su banca asegurada hasta fines de 2023).

Peleado sin aparente vuelta atrás con su hermano Alberto, quien obtuvo su reelección al cargo el 16 del mes pasado, el hoy senador quedó sin sostén político y partidario, más allá del 20 por ciento de los votos y el tercer puesto obtenido en esos comicios, en los que Claudio Poggi en representación de Juntos por el Cambio terminó segundo.

"Se trata de la liberación absoluta, política y psicológica de la dependencia que el Adolfo tenía con su hermano", evaluó un opositor a los Rodríguez Saá que conoce bien al exgobernador y efímero presidente (estuvo en Balcarce 50 solo seis días, en diciembre de 2001).

Dupla rota

Alberto y Adolfo conformaron, por décadas, una dupla aceitada que les permitió conservar el poder absoluto en la provincia desde el retorno de la democracia al país. Sus tentáculos llegan hasta la Legislatura provincial, la Justicia, los medios de comunicación y las empresas.

Más allá de las insistentes versiones que hablan de problemas familiares, están hoy en veredas políticas opuestas: mientras que el gobernador milita en el kirchnerismo y apoya la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, su hermano mayor ha ido acercándose, paso a paso, a Macri y su gobierno.

El pase de Rodríguez Saá se suma a otros recientes, como los de la senadora neuquina Lucila Crexell, los hoy candidatos Alberto Assef y Claudia Rucci, todos parte de la "cosecha" en su mayoría peronista y de centro prometida por Pichetto antes y después de aceptar ser compañero de fórmula de Macri en las elecciones presidenciales.

Macri y el expresidente sostienen, desde hace años, un vínculo cordial. De hecho, Adolfo estuvo en la Casa Rosada días después de que Cambiemos llegara al poder. Por el contrario, su hermano sostuvo siempre una batalla dialéctica con el macrismo, con el que -de todos modos- alguna vez coqueteó

Ahora, el problema dialéctico será para Poggi, exgobernador de la provincia de la mano de los hermanos del poder puntano, que luego hizo campaña contra el "poder feudal" y que ahora compartirá bloque con uno de sus rivales, más allá de que con Adolfo (fue su ministro de Economía) nunca se cortaron los lazos.

"Alberto quiere que yo desaparezca como dirigente político", dijo Adolfo antes de las elecciones. A los 71 años, le demostró a su hermano que aún le sobran reflejos para seguir jugando en la política grande.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.