Según Netanyahu, "Irán bombardeó la embajada y el centro comunitario judío"

El premier israelí respondió desde Washington al reclamo de la Presidenta; también la embajadora Shavit objetó al Gobierno
Silvia Pisani
(0)
4 de marzo de 2015  

WASHINGTON.- La sugestiva frase de la presidenta Cristina Kirchner sobre la investigación del atentado de la embajada de Israel en la Argentina, en 1992, hizo saltar resortes del máximo nivel, en una impensada escalada diplomática.

Como dato inusual, parte de esa reacción transcurrió en esta ciudad y con el trasfondo de un Capitolio sensibilizado por la muerte, aún no aclarada, del fiscal investigador del atentado a la mutual judía AMIA, Alberto Nisman.

En cuestión de pocas horas, la insinuación presidencial de que podría haber algo oscuro en el atentado a la embajada israelí de 1992 se convirtió en tema también para el premier israelí Benjamin Netanyahu, quien, ante un plenario de legisladores norteamericanos, afirmó tajante: "Irán bombardeó un centro comunitario judío [por la AMIA] y la embajada de Israel en Buenos Aires".

Poco después, se sumó la embajadora en la Argentina, Dorit Shavit, que devolvió la insinuación con una tajante asignación de responsabilidades hacia el Estado argentino.

"La responsabilidad acerca del cuidado de toda legación diplomática se encuentra en manos del país receptor de la misma", afirmó la delegación diplomática, apostada en Buenos Aires, en un comunicado. Señaló luego que es "competencia y responsabilidad del Estado argentino investigar" el atentado sufrido en 1992. Shavit se reunió con Timerman para comunicarle esto y, a la vez, entregarle en mano una carta del canciller Avigdor Lieberman en la que mencionaba la preocupación de Israel por la seguridad de la comunidad judía en la Argentina.

Al caer la noche y en un nuevo capítulo del acelerado cruce de palabras, se sumó el canciller Héctor Timerman, con el llamativo desglose de que, en realidad, la cuestión investigativa del atentado contra la embajada de Israel es competencia "de la Corte Suprema".

En una comparecencia súbita en la Casa Rosada, en la que no aceptó preguntas, deslizó también una afirmación sobre "lo importante que le parece al gobierno argentino que el de Israel destaque la importancia de continuar" la pesquisa sobre la voladura de la embajada.

La batalla de párrafos en una y otra dirección siguió a la afirmación de la Presidenta que, en su largo discurso del domingo ante el Congreso, se mostró sorprendida por el hecho de que Israel reclame por la investigación de la mutual judía AMIA y no por el de su embajada.

El atentado en la embajada "fue en territorio israelí", arrancó. "Por qué razón Israel no reclama por los muertos en su embajada y sí lo hace por los de la AMIA", coronó.

Plenario

La primera alusión de la jornada correspondió a Netanyahu y al discurso que ayer dio ante el desbordante plenario de las dos cámaras legislativas de los Estados Unidos.

Desde el atril internacional del Capitolio de esta ciudad, en una jornada de inusual expectativa, el premier recordó que "fue Irán quien voló" esa embajada, así como el "centro comunitario" AMIA de la Argentina.

La mención formó parte de su embestida contra el intento negociador de Barack Obama con Irán en busca de un acuerdo de cooperación nuclear. "El acuerdo que procuran es pésimo", dijo el premier israelí, ovacionado más de veinte veces por legisladores de ambos partidos. A los pocos minutos de haber iniciado su exposición, Netanyahu trajo el caso de los ataques terroristas en Buenos Aires, en momentos en que el Capitolio está sensibilizado por la muerte del fiscal Nisman en nuestro país. El funcionario investigaba el caso del ataque a la AMIA y había culpado a la presidenta Cristina Kirchner y al canciller Héctor Timerman, entre otros, de intentar "encubrir" a los perpetradores iraníes del atentado.

Netanyahu no hizo mención alguna a la muerte del fiscal como tampoco al discurso de la Presidenta. Pero estaba al tanto de las dos cosas y, en todo caso, eligió esa tribuna para afirmar la hipótesis de que "fue Irán" quien produjo ambas voladuras.

Apenas unas horas más tarde, la representación diplomática de Jerusalén, que preside Dorit Shavit en Buenos Aires, recordó: "El 17 de marzo de 1992 el terrorismo impactó contra la Argentina, el pueblo argentino e israelí comparten un mismo dolor, ambos fueron víctimas de un terrible flagelo".

Señaló también que "la responsabilidad acerca del cuidado de toda delegación diplomática se encuentra en manos del país receptor de la misma", así como que "es competencia y responsabilidad del Estado argentino investigar el atentado perpetrado contra la embajada de Israel en Buenos Aires". Fue una clara respuesta de Israel al mensaje crítico que la Presidenta lanzó ante el Congreso.

A su vez, en el comunicado que emitió la embajada de Israel se afirmó finalmente el reclamo de Jerusalén de "continuar con las acciones pertinentes en miras de llevar a los responsables a juicio. La prosecución de tal fin, sin lugar a dudas, expresa el interés de ambas naciones".

Las frases de la polémica

Cristina Kirchner

Presidenta de la Nación

"Por qué razón Israel no reclama por los muertos en su embajada y sí lo hace por los de la AMIA"

Benjamin Netanyahu

Primer ministro israelí

"Irán bombardeó un centro comunitario judío y la embajada de Israel en Buenos Aires"

Dorit Shavit

Embajadora de Israel

"La responsabilidad acerca del cuidado de toda delegación diplomática se encuentra en manos del país receptor de la misma"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.