"Sin diálogo": el cruce entre Cristina Kirchner y Martín Lousteau por la ausencia de una senadora

El problema técnico en la sesión virtual del Congreso

14:54
Video
Brenda Struminger
(0)
4 de junio de 2020  • 18:30

La presidenta del Senado, Cristina Kirchner y el vicepresidente de la Cámara, el senador opositor Martín Lousteau, protagonizaron un cruce esta tarde durante la espinosa sesión donde se discutirían los DNU del Gobierno en el marco de la pandemia de coronavirus.

El problema comenzó a las 14.30, poco después del comienzo la tercera sesión virtual del Senado. Hoy estaba previsto el debate de los proyectos de educación a distancia y la nueva normativa sobre los contratos de alquiler, así como una docena de decretos de necesidad y urgencia dictados por el Poder Ejecutivo para mitigar los efectos de la expansión del coronavirus. Se avecinaba una sesión tensa, que de hecho, terminó con un portazo de la oposición.

Como dictan las reglas de sesión virtual aprobadas semanas atrás, la mayor parte de los senadores estaban conectados a un sistema informático desde sus respectivas provincias. Mientras que la presidenta de la Cámara y los titulares de los bloques estaban presentes físicamente en el recinto junto a los secretarios y otros funcionarios.

El cruce entre Cristina Kirchner y Martín Lousteau por la ausencia de una senadora
El cruce entre Cristina Kirchner y Martín Lousteau por la ausencia de una senadora Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Después de cantar el himno, la presidenta de la Cámara dio comienzo a la votación y se aprobó la licencia de 90 días para el senador José Alperovich, acusado por abuso sexual. Pero un imprevisto interrumpió la continuidad de la sesión.

"Hay senadores que no están pudiendo incorporarse al Webex", le informó el senador Lousteau a Cristina Kirchner, en referencia a la legisladora radical por Mendoza, Pamela Verasay.

"Si la estaba viendo recién, a Verasay. Está con un saquito verde", le contestó Cristina Kirchner mientras, escudriñaba, con la mirada, la pantalla que tenía delante, repleta de las imágenes de los presentes." Ahora buscamos a Verasay. Igual tenemos número suficiente. Si falta un senador, es como si no tuviéramos un senador sentado en el recinto", dijo.

Ante la insistencia de Lousteau, Cristina Kirchner agregó, con visible impaciencia: "De cualquier manera, queremos anunciar que esta votación se va a hacer por medios electrónicos, no por mano alzada, para evitar inconvenientes". En ese momento, la secretaria le comentó algo por lo bajo. La vicepresidenta lo informó al resto: "Miren, es un problema de una señora senadora que no se puede conectar, no altera el resultado de la sesión".

Lousteau volvió a la carga: "Una senadora está tratando de sentarse a una sesión y no está pudiendo, son dos cosas distintas", le dijo.

Cristina Kirchner se mostró impaciente por la demora en la continuidad de una sesión espinosa
Cristina Kirchner se mostró impaciente por la demora en la continuidad de una sesión espinosa Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

"Bueno, la senadora informa que olvidó su clave", le respondió Cristina Kirchner.

Lousteau intentó responderle, pero Cristina Kirchner lo interrumpió: "Sin diálogo, no tiene la palabra, senador". Y siguió, dirigiéndose al resto: "Reitero, y para aclaración de futuros problemas, cualquier senador o senadora que olvide la clave, no podrá conectarse, es como que se olvide de tomar el auto y no pueda llegar, bueno", ironizó.

Lousteau deslizó que ese no era el motivo, y la presidenta del Senado le contestó: "No tengo por qué desconfiar de la palabra de la secretaria".

Cerca de la exmandataria, alguien le propuso declarar un cuarto intermedio, pero ella se negó: "Mejor no, porque sino se empiezan a desconectar". Minutos después, cambió de opinión: "Vamos a hacer un breve cuarto intermedio. Por favor, pido que no se desconecten, son cinco minutos para poder reiniciar".

Quince minutos después, cerca de las 14.45, y sin noticias de una solución, el cuarto intermedio continuaba y Cristina Kirchner evidenciaba su impaciencia. Mientras tanto, el resto de los senadores continuaban conectados desde sus respectivas provincias.

A las 14.46, Cristina Kirchner anunció: "Vamos a reiniciar, y la senadora Verasay, que no ha podido conectarse, informará su voto, para que quede constancia".

La respuesta de Verasay

En diálogo con LA NACION, la senadora Verasay, quien se encontraba físicamente en la Legislatura de Mendoza y luego finalmente logró ingresar a la sesión virtual con un usuario provisorio, negó haber "olvidado la contraseña" como declaró la Presidenta. En cambio, atribuyó la imposibilidad para conectarse a "problemas en el sistema".

"No me olvidé la contraseña, no es así. Por eso llamé a la Secretaria Administrativa. Y por eso, cuando escuché que la presidenta del Senado decía que votaban por unanimidad, le pedí a Martín (Lousteau) que no había unanimidad, porque yo no estaba. Sobre todo para las votaciones a mano alzada", explicó.

Según dijo, este mediodía logró validarse con el Renaper -uno de los pasos obligatorios para ingresar a la sesión-, pero no registrarse con el sistema Webex. Al ver que no se podía conectar, solicitó una nueva clave, pero nunca le llegó. "Cuando llamé a la sección de Informática del Senado, los mismos técnicos no pudieron explicarme qué pasó. Y lo siguen investigando", sostuvo.

"Lo que Cristina Kirchner deliberadamente sintetizó en un "olvido de contraseña", es una burrada", dijo. "Mi presencia o ausencia hoy tenía un impacto, porque justamente discutíamos los dos tercios para discutir la sesión especial", añadió.

Y agregó que "en el afán de continuar con la sesión" le dieron un nuevo usuario para participar.

"Cristina maneja el silencio del micrófono. Es más fácil la reacción de la persona en la banca, que el autoritarismo con el micrófono en las pantallas. No quería que hablaran de unanimidad cuando hay cuestiones en el recinto que no reflejan la unanimidad", finalizó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.