Casas para solos: la decisión personal que cambió el mercado inmobiliario