Notre Dame: su reconstrucción inquieta al mundo de la arquitectura

La restauración del ícono de la cultura francesa inquieta al mundo de la arquitectura y plantea la oportunidad de fusionar lo antiguo y lo moderno
La restauración del ícono de la cultura francesa inquieta al mundo de la arquitectura y plantea la oportunidad de fusionar lo antiguo y lo moderno Fuente: LA NACION
Silvina Vitale
(0)
3 de agosto de 2019  

Cómo reconstruir la Catedral de Notre Dame, es un tema que ocupa la discusión de la arquitectura en el mundo. De hecho expertos en artes y arquitectura de la UADE se reunieron para debatir sobre las posibilidades de restauración de la famosa catedral parisina que el pasado 15 de abril sufrió un incendio devastador. El icono de la cultura francesa que comenzó a levantarse en 1163 y se terminó más de 180 años después sufrió un siniestro que provocó el derrumbe de parte del tejado y de su mítica aguja, además de daños considerables en su interior. El incendio consternó al pueblo francés y al mundo entero, tal es así que después de más de 12 horas que llevó extinguirlo, consiguieron recaudarse más de 1000 millones de euros en donaciones para su reconstrucción.

El presidente francés, Emmanuel Macron, se comprometió a reconstruir el edificio y a buscar a los mejores talentos para lograrlo. Pero, ¿qué implica esta reconstrucción? La tarea no solo tiene alcance a nivel arquitectónico sino también social, cultural y en la psicología del pueblo.

Otro tema que le quita el sueño al mundo amante de la arquitectura es cómo debería ejecutarse la restauración. Es decir si en forma idéntica respetando los mismos materiales, o debería permitirse la introducción de nuevas tecnologías y morfologías. "Cuando hablamos de restaurar parece que estuviéramos refiriéndonos a recuperar y, sin embargo, la modernidad trae la idea de reemplazar al sujeto previo por otro novedoso. El debate se genera además por la necesidad de ser rápidos en las decisiones, porque la falta de respuesta genera un vacío en términos políticos y repercute sobre la imagen pública y deja al Estado francés en una inercia en cuanto a una decisión que interesa al mundo entero", reflexiona Roberto Converti, director de la carrera de Arquitectura de UADE. Sin embargo, los especialistas coinciden en que como todo proceso, el tiempo es vital. "Las llamas de Notre Dame son particulares porque su efecto inmediato es de no dar tiempo al trabajo de duelo que en primera instancia lleva a poner en palabras lo que pasó y lo que se siente respecto a la catástrofe. Hay que tener en cuenta que lo que venga después tendrá que ver con el trabajo realizado sobre ello", dice Walter Cenci, profesor de la carrera que dirige Converti. "En algún lugar de los revoques de la catedral estaba oculta la palabra griega ananké que representa el destino, la inevitabilidad. De alguna manera, el destino estaba inscripto en Notre Dame y tal vez remite a la idea de una sociedad que necesita el colapso para reinventarse, para que aparezca una nueva energía nueva", agrega.

Un detalle que vale destacar es que el territorio cercano de París no se ha visto modificado por esta catástrofe, a diferencia de lo que ocurrió en Nueva York con las torres gemelas, donde a partir de su desaparición absoluta, se estableció un memorial, una zona sagrada.

La oportunidad de reponer Notre Dame, es también la posibilidad de lograr un espacio que fusione lo nuevo con lo antiguo. "La definición de restaurar establece el reponer un edificio acaso como jamás fue en ninguna época de su historia. En ese sentido, hay una idealización que tiene que ver también con el hecho de que el objeto perdido no se va a recuperar más y bienvenido porque es solo una alucinación pretender encontrarlo tal cual fue, como si hiciéramos un holograma de ese pasado", analiza Leonardo Rodríguez Parise, coordinador de la Licenciatura en Gestión de Arte de UADE. En la misma línea el arquitecto Silvio Plotquin reconoce que "la reconstrucción tiene que ser un cambio, una novedad y eso supone un deseo arquitectónico. No hay una escuela que diga que hay que ir por un camino en particular, hay distintas formas, pero siempre se deja al libre albedrío a quien se enfrenta con este desafío".

Sin duda restaurar el emblemático edificio es un desafío y hace pocos días se conoció la propuesta de un reconocido arquitecto latinomaericano. Se trata de Leonardo Nepa, un artista 3D de Colombia que lleva más de 17 años en el rubro del interiorismo y la arquitectura. Nepa ganó el concurso internacional "¿Cómo reconstruirías la Catedral de Notre Dame?", organizado por el portal Freelancer, la plataforma que constituye el mayor mercado de freelancing y crowdsourcing,

El especialista basó su presentación en el uso de paneles solares transparentes para reacondicionar el techo del monumento histórico de Francia, devastado por el fuego el pasado abril. Según el arquitecto ganador, su diseño convertirá la estructura icónica de 850 años en una iglesia sostenible para el futuro. "El concepto del diseño para el techo es mantener la forma y la escala del original, pero con otro enfoque que incluye nuevos materiales y tecnología", indicó. "Mi idea de usar paneles solares transparentes viene de la necesidad de modernizar las iglesias en varios aspectos, uno de los cuales es crucial: nuestra responsabilidad con el medio ambiente. Este techo permite aprovechar la energía solar para el funcionamiento del edificio y sus alrededores, además de recolectar el agua de lluvia y reutilizarla", agregó . El ganador se refirió al uso de paneles solares con el fin de "permitir que la luz natural entre en el interior de la iglesia hacia la aguja y el altar, pero de manera controlada" y de esa forma, poder "usar el techo como un espacio de reunión para diferentes actividades". Agregó que el panel tendría diferentes densidades que ayudarían a controlar las sombras durante el verano y al calentamiento durante el invierno, mediante el uso de aberturas. Declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en 1991, Notre Dame es visitada cada año por 14 millones de personas que visitan París.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.