Estilo que perdura más allá del tiempo

Viviendas de muy buen nivel, algunas con lotes amplios y piscina, son parte del conjunto edilicio de esta zona en el oeste del Gran Buenos Aires
Jennifer Flores
(0)
19 de abril de 2014  

Hurlingham es uno de los 135 partidos de la provincia de Buenos Aires, en la zona oeste, aproximadamente a unos 20 km de la ciudad. Es uno de los menos extensos de la provincia, pero a la vez uno de los más poblados de la región. Se la considera la perla del Oeste por su belleza arquitectónica de estilo inglés y sus amplios espacios verdes y arboledas.

El partido de Hurlingham tiene tres localidades: Hurlingham, Villa Tesei y William Morris. Villa Tesei contiene la zona industrial y tiene un centro comercial sobre la avenida Vergara. William Morris, cercano a la Ceamse, tiene estación de tren homónima y el centro comercial es la calle Villegas. Por último, Hurlingham, cercana a la estación del FFCC San Martín, tiene un público de medio a alto poder adquisitivo ya que son familias que viven en casas grandes, con lotes a partir de 300 a 1200 m2 o más, y que además tienen grandes jardines, en general con piscinas.

"La gente elige Hurlingham porque posee muy buenos colegios bilingües. Por ejemplo, St Hildas College, St Paul’s College y Deustche Schule Hurlingham; también cuenta con el acceso a Capital facilitado gracias a las dos líneas de ferrocarril que pasan por estaciones muy cercanas, y en el centro de Hurlingham a tres cuadras de diferencia está la estación Hurlingham del ferrocarril San Martín y estación Rubén Darío del Ferrocarril Urquiza, que a su vez van en paralelo por el municipio", cuenta Roberto Emilio Canali, titular de Fincas Propiedades.

Recicladas

En su mayor parte los habitantes de la zona son comerciantes o profesionales universitarios, y algunas son antiguas casas de ciudadanos británicos o bien construidas por la empresa Good Year para sus gerentes cuando estaba en el país.

"Curiosamente es gente de gustos refinados, pero a la vez austeros. Se vive un alto estándar de vida, pero sin lujos extravagantes, lo que se refleja en la sobriedad de las propiedades. Algunas de estas viviendas han sido recicladas, ya que tienen alrededor de cien años", explica Adriana Inés Dato, propietaria de Adriana Dato Inmobiliaria.

En Hurlingham viven músicos. La zona es atractiva y además la amplitud de las casas y sus lotes hacen posible los ensayos sin molestias para los vecinos. Algunos de esos músicos han vivido allí, como Luca Prodan, líder de la banda Sumo, y Mario Arnedo, del grupo Divididos. Los valores para la zona inglesa de Hurlingham, Parque Quirno y Parque Johnston alcanzan, aproximadamente para la venta, entre los 120.000 y 700.000 dólares.

Los alquileres están en un rango de entre los 2500 y hasta alrededor de los 20.000 pesos.

"Hay muy pocos inmuebles en alquiler en Hurlingham. Las familias buscan casas de dos o tres dormitorios con garaje y fondo con parrilla. Los más jóvenes buscan departamentos monoambiente con cochera, preferiblemente", dice Adriana Dato.

Unidades nuevas

Desde luego que la oferta de casas es lo que abunda en la zona, pero los inversores privados tratan de obtener permisos para construir también dúplex o departamentos fáciles de vender, aunque debido a la cercanía al aeropuerto de Palomar no sería posible realizar torres muy altas.

"En la zona se produjo un proceso de renovación y reemplazo de casas antiguas por unidades nuevas en los últimos años, y también se han realizado importantes obras cloacales.

La tendencia a construir viviendas más pequeñas en lotes de menor superficie para que sea más fácil el acceso y más barato su mantenimiento ha creado infinidad de controversias en esta zona, debido a que esas construcciones no están permitidas en algunos sectores por el actual Código de Planeamiento Urbano salvo excepciones otorgadas por el Concejo Deliberante.

"Otra de las áreas que más creció en los últimos tiempos es Parque Johnston, con muy buen acceso al centro y propiedades de buen nivel, donde además habitan mayormente casas y chalets", añade Ariel Cota, de Cota Inmobiliaria.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.