Qué conviene más: comprar un departamento a estrenar o uno desde el pozo