Un desarrollador dona una casa por cada piso de alta gama que vende

Con más de 17 años de experiencia en el sector, Andrés Klein maneja una empresa con activos por más de US$400 millones en EE.UU.
Con más de 17 años de experiencia en el sector, Andrés Klein maneja una empresa con activos por más de US$400 millones en EE.UU.
Andrés Krom
(0)
5 de mayo de 2018  

Andrés Klein cambió Buenos Aires por Nueva York en 2000. Administrador de empresas en su tierra natal, se instaló en la Gran Manzana para hacer un Máster en inversiones inmobiliarias y finanzas en la Universidad de Nueva York (NYU), donde se recibió con altos honores. Fue ahí donde dio sus primeros pasos como desarrollador e inició la trayectoria que lo llevaría a fundar el programa solidario que hoy busca contagiar a toda la industria del real estate.

Luego de cinco años como director del banco de inversión Ackman–Ziff Real Estate Group, donde ayudó a estructurar US$1000 millones en transacciones, Klein decidió en 2010 abrir su propia empresa de capital privado, inversión y desarrollo inmobiliario: BH Investment Group (BHIG), que actualmente tiene activos en desarrollo o desarrollados por un valor superior a US$400 millones en el Sur de la Florida y Nueva York.

En poco menos de dos décadas, Klein tiene en su haber más de 1000 unidades desarrolladas en Estados Unidos, entre los que se destaca la sede del Chase Bank en la Brickell Avenue de Miami y América Latina. Pero recién cuando fue invitado a integrar la junta directiva de Techo, la organización sin fines de lucro responsable por la construcción de unas 100.000 viviendas a lo largo y ancho del continente, se percató de que podía hacerse más en el sector para cerrar la brecha habitacional en la región.

"Cuando me invitaron a participar del board, me sorprendió que había muchos CEOs y ejecutivos pero nadie de la industria del real estate", cuenta Klein a la nacion. "Cuando me involucré empecé a desarrollar una idea que me daba vuelta. Toms tenía un programa uno por uno, si comprabas un par de alpargatas le regalaban otro a una persona en situación de pobreza. Entonces me pregunté, ¿Por qué no hacer esto con real estate en Techo?"

Klein tardó casi un año en diseñar el programa, al que bautizó Home4Home. "Por cada condominio de alta gama que venda, el desarrollador dona una casa a gente en situación de extrema pobreza en cualquiera de los 19 países donde actúa la organización sin fines de lucro", afirma. Se trata de hogares transicionales construidos en madera, que tienen una duración de diez años. El desarrollador fondeó de su propio bolsillo las primeras unidades en la Argentina, que fueron instaladas en el segundo semestre de 2017. "Personalmente visité a cada familia y el impacto es enorme, muy grande", admite y agrega que "el programa reúne una misión importante". En otras palabras, las casas transicionales son pequeñas, pero logra un gran impacto en las vidas de aquellos que lo reciben.

El programa aspira a sumar a varios desarrolladores con la meta de construir 500 casas por año. "Los socios del programa serán reconocidos como socialmente responsables, lo que a su vez elevará los estándares comerciales de la industria", agrega a Diego Firpo, CEO de Techo.

"Tiene bastantes beneficios para ellos –asegura Klein–. A nivel imagen corporativa, cuenta con el sello de Home4Home. Así como algunos hacen edificios «verdes», esto es algo que los caracterizará como socialmente responsables. Crea buenos vínculos con los compradores, que una vez que adquieren su propiedad reciben una carpeta de agradecimiento en nombre de quienes recibieron la casa donada. Además es deducible de impuestos y muchos desarrolladores lo pueden usar en sus campañas de marketing." Según Klein, la recepción de los desarrolladores ha sido "muy buena". "Hay una excelente recepción. Si bien el esquema es una por una, cualquier departamento de lujo de alta gama en Estados Unidos y la Argentina cuesta de US$500.000 para arriba. En promedio, la casa tiene un valor de US$2500 aunque en nuestro país la cifra baja a US$1800 –señala–. Si vos calculás el porcentual que implica en un departamento vendido es mínimo. A nivel económico es viable y tenés la satisfacción de darle una casa a gente para vivir."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.