"Vos sabés muy bien que tenés VIH, no te vamos a poder operar"

Un paciente denuncia que no lo operaron por tener VIH
Un paciente denuncia que no lo operaron por tener VIH Fuente: Archivo
Alejandro Horvat
(0)
12 de febrero de 2020  • 06:42

"'Vos sabes muy bien que tenés VIH, no te vamos a poder operar'. Se lo dijeron así, como si fuese culpa suya, o como si él hubiera ocultado algo", dice a LA NACION la madre de un joven de 21 años, seropositivo, a quien no le practicaron una cirugía el jueves pasado en el hospital Francisco Santojanni, por, según su denuncia, "no tener los materiales descartables correspondientes para hacerlo".

Desde la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivos indicaron que los cuidados que se deben tener para operar a un paciente con VIH son los mismos que con una persona seronegativa.

Omar Sued, director de investigaciones de la Fundación Huésped, también se pronunció en esa línea: "Hay un 30% de personas que no saben que tienen VIH. El estudio no es obligatorio y no es un requisito para un prequirúrgico. Por eso, cuando operamos debemos tener precauciones universales. Esto es así desde año 1991, independientemente de la serología".

Al paciente, que prefirió resguardar su nombre, al igual que su madre, lo iban a operar de una fractura en el astrágalo que tuvo a raíz de un accidente en moto.

"Se aceleró el tema de la operación porque su sistema inmunológico es más endeble. El jueves fuimos al hospital, pasó al quirófano para la intervención, que era ambulatoria, y yo me quedé en la sala de espera", cuenta la madre.

A los 10 minutos, el traumatólogo a cargo de la intervención apareció en la sala de espera. La madre dice que todos se dieron vuelta a mirar cuando el médico le dijo la razón por la que no lo iban a operar. "Le dije que no me podía hablar así, me podría haber llevado a una sala para hablar en privado", se queja.

La reacción

Mientras ella hablaba con el médico, su hijo se cambió y salió de quirófano. Se fue del hospital, cruzó la calle y se sentó solo en una plaza.

"Fue un momento muy desagradable. Fui a la dirección del hospital. Ese fue un acto discriminatorio porque sin material descartable no pueden operar a nadie, no solo a mi hijo. Ellos sabían de su condición, de hecho, el nació con VIH en ese hospital. Vino la gente de compras, dijeron que necesitaban un material especial y que no tenían stock, pero luego vino el jefe de infectologia y argumentó lo contrario. Dijo que el médico se estaba apoyando en un protocolo obsoleto, que hoy en día se usan los mismos elementos para cualquiera", relata la madre.

Ella señala el sinsentido de la situación, ya que, en el hospital, a raíz de los análisis prequirúrgicos, sabían que el paciente es VIH positivo.

"Mi hijo tiene VIH por mí. Yo tengo el virus hace 31 años. Su primera reacción fue decirme ´mamá, a vos no te quiero ni ver´. Yo me siento responsable, con culpa, cuando en realidad no debería haber culpa, pero ¿cómo nos haces entender eso a las madres?", se pregunta.

Ella planea hacer una denuncia frente a la Superintendencia de Salud, aduciendo que el médico rompió con el compromiso de mantener la confidencialidad que está señalada dentro de la Ley Nacional de Sida.

Expedientes

"Los expedientes de las personas que denuncian un hecho de discriminación están encriptados, se reservan los testimonios y se monitorea el expediente. Todo esto se hace para que se cumplan las reglas de confidencialidad. La mayoría de las denuncias son por casos de discriminación en el ámbito laboral, o en el ámbito de la salud", indica Verónica Russo, responsable del área de VIH del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). Según este organismo, en 2018 hubo 55 denuncias relacionadas a casos de discriminación contra personas con VIH, mientras que el año pasado hubo 51.

La funcionaria explica que muchos casos de discriminación se dan cuando la persona seropositiva se hace el examen preocupacional o, incluso, han tenido casos de personas que ya estaban en relación de dependencia, pero fueron desplazadas de sus cargos, según ellos, a raíz de su enfermedad.

"Como en el caso de este paciente, se pone la carga sobre la persona. Ellos se sienten estigmatizados y esto genera que luego no tengan adherencia. Esto significa que no continúen sus controles para no exponerse", señala Russo.

El paciente fue operado hoy a la mañana. Desde el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, de quien depende el hospital, indicaron que se han activado los mecanismos para revisar la totalidad de las acciones que llevaron al reclamo del paciente y se puso en marcha una investigación a los efectos de determinar las responsabilidades en este caso.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.