Arrestaron a un chico de 8 años por matar a un joven durante un robo

Agentes de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad detuvieron al niño sospechoso de haber disparado contra Jonathan López Castillo, el 4 del actual, en Villa Soldati
Agentes de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad detuvieron al niño sospechoso de haber disparado contra Jonathan López Castillo, el 4 del actual, en Villa Soldati
(0)
25 de marzo de 2017  

El debate sobre la imputabilidad de menores se reactivó con fuerza este año a partir del asesinato del niño Brian Aguinaco, de 14 años, con otro menor de 15 señalado como el autor del disparo mortal en el Bajo Flores. La Casa Rosada avanza en la intención de modificar el régimen penal juvenil para que se pueda dictar una sentencia para acusados mayores de 14 años. Pero la polémica pública alrededor de este tema no logró siquiera visualizar el caso que se conoció ayer en Villa Soldati. Un niño de 8 años fue arrestado por un homicidio en ocasión de robo.

Un grupo de agentes de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad allanó el Barrio Ramón Carrillo, apoyados por personal de la comisaría 36». No fue un error, un arresto derivado de la presencia de alguien inesperado en el lugar donde irrumpió la policía. Los detectives fueron directamente a buscar al niño de 8 años por orden del Juzgado de Menores N° 3, según precisaron a LA NACION fuentes vinculadas con la investigación. El menor fue llevado al instituto Inchausti, donde quedó bajo tutela judicial.

El sospechoso es inimputable, por lo que se presume que será devuelto a su familia una vez que se cumplan las formalidades judiciales. Pero la acusación en su contra es grave. No habría sido un accidente, sino que para la Justicia el menor disparó durante un robo que cometía con otros chicos de similar edad.

El menor de 8 años está señalado como el autor del disparo que mató a Jonathan López Carrillo, de 27. Ese asesinato ocurrió el 4 del actual, cuando el joven había salido de una iglesia evangélica en el barrio Fátima, en Villa Soldati. Esa noche, López Castillo caminó dos cuadras y fue rodeado por un grupo de niños que buscaron robar en la modalidad conocida como "pirañas". Según el testimonio de un vecino, la víctima no se resistió, pero en su billetera no había dinero. Por eso fue ejecutado.

Los vecinos señalaron por ese crimen a dos hermanos, uno de 15 y otro de 8 años, y aseguraron que fue el menor de ellos quien disparó. No habría sido la primera vez.

Miedo en el barrio

En su edición del 14 del actual, LA NACION informó sobre el miedo transmitido por los vecinos de Villa Soldati. Los habitantes de ese barrio Fátima manifestaron su pánico frente a la acción de una banda de chicos que roban y matan. El líder sería el menor de 15 años, pero los demás integrantes de ese grupo no superaría los 12. Entre ellos está el chico de 8 detenido ayer como sospechoso de homicidio.

Las mujeres en esa zona son las más vulnerables al ataque de esos menores. Todos parecen conocerlos en ese barrio. Los vecinos consultados por LA NACION reclamaban una mayor presencia policial en la zona para frenar a esos menores que causan terror.

El chico de 8 años no tendrá siquiera tutela judicial para mejorar sus condiciones de vida, ya que deberá ser entregado nuevamente a su familia, salvo que ésta tenga causas judiciales que impidan la recepción del menor. Es un caso polémico. Y ya no se trata de una situación aislada, de una anormalidad. En el informe emitido este mes por la Corte Suprema se registraron a tres menores de 9 años apresados el año pasado en la ciudad de Buenos Aires.

Ese documento indicó que es inimputable un tercio de los menores arrestados en la ciudad de Buenos Aires. Fueron casi 500 los chicos menores de 16 años detenidos por la policía en las calles porteñas durante 2016. Treinta y dos de esos menores tenían entre 10 y 12 años en el momento del arresto.

Según un informe realizado por Unicef en 2015, documento que es base del trabajo para la modificación del régimen penal juvenil, se registraron ese año a 931 menores que se encontraban bajo supervisión del sistema judicial, pese a que eran inimputables en el momento de cometer el delito. De ese total, 106 menores de 16 años fueron privados de su libertad. Es que los jueces de varias provincias, como Buenos Aires, pueden definir una restricción de la libertad a menores más allá de su edad si se toma en cuenta su potencial peligrosidad para otros o para sí mismos. De todas maneras, no se trata de sentencias, por lo que ese encierro no tendrá una duración prolongada.

Más allá de los menores no punibles, ese informe de Unicef demostró que en 2015 fueron detenidos por homicidios o intentos de homicidios casi 700 menores de 18 años. Y más allá de las estadísticas, el caso de un chico de 8 años detenido por homicidio en un robo no tiene demasiados antecedentes.

Un crimen de "pirañas"

Niños de entre 8 y 15 años atacan en el barrio Fátima

Fue ejecutado pese a no resistirse al asalto

El 4 de este mes, Jonathan López Castillo (foto) fue rodeado por un grupo de niños cuando salía de una iglesia evangelista en el barrio Fátima, en Villa Soldati. El joven de 27 años entregó sus pertenencias, pero no tenía dinero. Los testigos afirmaron que fue ejecutado por un niño de 8 años.

Una modalidad repetida que causa terror

Los vecinos del barrio Fátima relataron a LA NACION el miedo que provoca en la zona un grupo de menores que roba en la modalidad conocida como "pirañas".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.