EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Hacen peritajes para descubrir quiénes mataron al periodista

Intentan determinar quién o quiénes golpearon a Nicolás Pacheco Gómez
Gabriel Di Nicola
(0)
1 de febrero de 2013  

Hubo una discusión. Se oyeron gritos. La víctima fue golpeada. Se defendió como pudo. Quizá, quien atacó a Nicolás Pacheco Gómez, el periodista que apareció muerto en una pileta de la sede Villa del Parque de Racing Club, sabía dónde y cómo pegar con sus puños. Para encontrar al culpable, la Justicia ordenó que todas las personas que compartieron las últimas horas con él sean revisadas por un médico legista para saber si sufrieron alguna lesión.

"Si bien no se descarta ninguna hipótesis, en un 99,9 por ciento de probabilidades podemos decir que los golpes que sufrió Pacheco Gómez fueron responsabilidad de un tercero", sostuvo a LA NACION un investigador que trabaja en el esclarecimiento de la muerte de Nicolás Pacheco Gómez.

Según pudo saber LA NACION, en el velatorio del periodista y socio de Racing Club por lo bajo se descreía de la versión que dieron algunos de los comensales que compartieron un asado con la víctima en la sede Villa del Parque del club de que no hubo una pelea.

Los investigadores están convencidos de que la persona que golpeó a Pacheco Gómez practica boxeo.

En el asado que se realizó en la sede Villa del Parque de Racing Club la noche del miércoles de la semana pasada no hubo integrantes de la barra brava, grupo conocido como La Guardia Imperial, pero sí hubo gente de las facciones Racing Stone y La 95, hinchas que siguen al equipo de Avellaneda a todos lados.

"En el asado había un grupo importante de personas, pero después de la comida algunos se fueron y quedó un grupo reducido. Se ordenaron los estudios médicos para todos los que se quedaron en la sobremesa", informó a LA NACION una fuente con acceso al expediente.

Los resultados de los estudios médicos ya están en poder de la Justicia. La investigación está a cargo de la Fiscalía de Instrucción N° 23, que hasta ayer fue subrogada por el fiscal Eduardo Cubría y, a partir de hoy, por Patricio Lugones, hasta que vuelva de sus vacaciones su titular, Marcelo Retes.

"Los fundamentos para decir que existe 99,9 de probabilidades de que hay responsabilidad de un tercero en la muerte de Pacheco Gómez son la modalidad de los golpes que sufrió y las lesiones que tenía en los nudillos, un claro indicio de que se defendió o por lo menos intentó hacerlo", explicó la fuente consultada.

Lo que llamó la atención de los investigadores policiales y judiciales es que ninguna de las personas que hasta último momento estuvieron con el periodista y socio de Racing habló de una pelea o discusión.

"La discusión y gritos sí fueron oídos por una mujer que ya declaró en la causa como testigo. Ahora falta saber por qué hubo una pelea", afirmó a LA NACION un investigador del caso.

El cadáver de Pacheco Gómez, de 32 años, cabe recordar, fue encontrado en la pileta de la sede Villa del Parque de Racing Club a las 6.30 del jueves 24 de este mes.

En un primer momento se pensó que el periodista se había ahogado, pero el resultado de la autopsia determinó que había sufrido numerosos golpes que "no eran compatibles con una caída dentro de una pileta con agua".

La necropsia reveló que la víctima tenía lesiones y fracturas en las cervicales, las costillas y en la cabeza. Los investigadores aún esperan el resultado de los peritajes histopatológicos que determinarán si antes de morir Pacheco Gómez había consumido alcohol o algún tipo de drogas o psicotrópicos.

Un crimen aún sin resolver

El periodista no murió ahogado como se creía

  • NICOLÁS PACHECO GÓMEZ

    Periodista y socio de Racing


    Tenía 32 años. Dirigía el sitio web Racing o Nada y también conducía y producía un programa sobre la actualidad del club en radio AM890. Al principio se pensó que murió ahogado, pero la autopsia reveló que había sufrido numerosos golpes en la cabeza, tórax y costillas
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.