La juzgan por amenazar a un vecino al que luego asesinaron

La acusada, policía federal, es prima de la dueña de una casa en la que se hacían fiestas ilegales que la víctima había denunciado
(0)
10 de febrero de 2020  

Una policía será juzgada desde mañana, acusada de amenazar a un vecino de Pilar que había denunciado la existencia de fiestas clandestinas en esa ciudad y que fue asesinado días después de la intimidación en un ataque a tiros cometido en 2013 y por el que nunca hubo detenidos.

"Vas a terminar muy mal", "no te olvides que sé dónde vivís y dónde trabajás", "si querés vivir tranquilo más te vale que no vuelvas a mensajear nunca más", fueron algunas de la amenazas que, según la pesquisa, le hizo la oficial de la Policía Federal Mariana Fernanda Pérez Argüello a Gabriel Eiriz, de 41 años, 25 días antes de que fuera asesinado.

La policía -que está apartada de sus funciones- enfrenta cargos por "amenazas coactivas" ante la jueza en lo correccional Nº 5 de San Isidro, Andrea Pagliani.

"A nuestro hermano nadie lo cuidó, no le pusieron custodia ni se tomó ninguna medida de prevención, y lo que le anticiparon se terminó concretando. Él mismo había dicho que si aparecía tirado en una zanja había tres personas que eran responsables, pero pasados más de seis años la Justicia no hizo nada", dijo a la agencia Télam Gisel Eiriz, una de las hermanas de la víctima.

Eiriz fue ultimado el 8 de octubre de 2013 en el patio de su casa del barrio Los Tilos, de La Lonja. Su familia aspira a que con el juicio comience a develarse la trama del asesinato, que consideran vinculado a las denuncias que Gabriel había hecho contra propietarios e inquilinos de viviendas vecinas a la suya en las que, tal como afirmaba, se hacían fiestas clandestinas donde circulaba droga y se ejercía la prostitución.

Si bien la mujer policía estuvo mencionada en la causa por el homicidio, nunca fue indagada y ahora llega a juicio acusada en otro expediente por amenazas, que instruyó la fiscal Cecilia Chaieb.

Según la acusación, a la que tuvo acceso Télam, el 13 de septiembre de 2013 la mujer policía amenazó en reiteradas oportunidades a Eiriz porque él había llamado varias veces a la dueña de una de las casaquintas del barrio para reclamarle por las fiestas. Esa mujer no vivía allí, sino que le alquilaba la quinta a un hombre que organizaba las fiestas.

En ese contexto apareció en escena la policía Argüello, prima de la propietaria de la casa señalada. Y comenzaron las amenazas. "Enfermo de mierda. Dejá de romperle las pelotas a mi prima porque vamos a ir a tu casa"; "no te olvides que trabajo en un juzgado. Que sé dónde vivís. Va a terminal mal", fueron algunas de las amenazas enviadas desde el celular de la policía al de Eiriz 25 días antes del crimen.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.