Prisión preventiva para Eugenio Veppo, el periodista que arrolló a los agentes de tránsito

Eugenio Veppo fue procesado con prisión preventiva homicidio con dolo eventual y lesiones gravísimas con dolo eventual.
Eugenio Veppo fue procesado con prisión preventiva homicidio con dolo eventual y lesiones gravísimas con dolo eventual.
(0)
16 de septiembre de 2019  • 16:18

El periodista y productor televisivo Eugenio Veppo fue procesado con prisión preventiva acusado del delito de "homicidio simple con dolo eventual y lesiones gravísimas con dolo eventual". Una jueza porteña consideró que, debido a su conducción temeraria y zigzagueante a casi el doble de la velocidad permitida para la avenida Figueroa Alcorta la madrugada del 8 de este mes, debió haberse figurado que podía provocar la tragedia que efectivamente desencadenó cuando atropelló a los agentes de tránsito que montaban un control de alcoholemia a metros de la sede de la TV Pública, hecho por el cual falleció Cinthia Choque y quedó en coma Santiago Siciliano.

La jueza en lo criminal y correccional porteña Yamile Bernan también le trabó a Veppo un embargo de cinco millones de pesos sobre sus bienes.

El delito por el cual la magistrada procesó a Veppo tiene una previsión de pena de entre 8 y 25 años de prisión. Bernan consideró que el periodista conducía el Volkswagen Passat modelo 2007 que había comprado dos días antes "zigzagueando temerariamente", que actuó con "absoluto desprecio" por la vida de los agentes de tránsito a los que arrolló cerca del cruce de Figueroa Alcorta y Tagle y que debió representarse que así "generaba un peligro" tanto para él como para terceros.

Según un peritaje realizado por la Policía de la Ciudad, Veppo circulaba a 132 kilómetros por hora en la cuadra previa al accidente y a 128 km/h al arrollar a las víctimas, por lo que sobrepasaba en más de 60 km/h la velocidad máxima permitida en ese tramo de la avenida Figueroa Alcorta, que es de 70.

En el incidente que se produjo a las 3.35 del domingo 8 de este mes. Veppo iba con un amigo a su lado y una chica en el asiento trasero. Según se pudo reconstruir a partir de la composición de los distintos tramos de registro de cámaras de seguridad situadas en cuadras sucesivas a lo largo de Figueroa Alcorta, el periodista quiso sobrepasar por la derecha un auto y al cambiar de carril se topó con Choque, de 28 años, y Siciliano, de 30.

Tras el brutal impacto, la chica murió prácticamente en el acto y el agente fue asistido por dos compañeros antes de la llegada de la ambulancia del SAME, que lo trasladó al Hospital Fernández, situado a unas 12 cuadras del lugar.

A pesar de la violencia del impacto, que entre otros vestigios le dejó destrozado el parabrisas delantero, Veppo no detuvo la marcha. Siguió varias cuadras por Figueroa Alcorta, siempre a alta velocidad, hasta que finalmente giró a la izquierda -también de forma imprudente, según los registros fílmicos- y dejó el Passat estacionado en doble fila en la calle Silvio Ruggieri al 2800, prácticamente enfrente del hospital donde minutos después ingresaría Siciliano. El agente sigue internado en la terapia intensiva de ese centro asistencial, con pronóstico incierto.

Acto seguido, Veppo y sus dos acompañantes caminaron unas tres cuadras hasta que abordaron un taxi que los llevó hasta Monroe y Montañeses, en Belgrano. Más tarde, el periodista llamó a su hermano y a un abogado allegado a la familia, y 14 horas después del incidente se entregó en la Comisaría Comunal 1 de la Policía de la Ciudad. Está detenido desde entonces.

Al ser indagado por la jueza Bernan, según informó oportunamente la agencia de noticias Télam, Veppo admitió que había participado de un asado en el cual había tomado dos vasos de vino, que habían pasado por el departamento de la chica que viajaba con él y su amigo en el auto. Luego dijo que cuando circulaba por Figueroa Alcorta, y luego de sobrepasar un vehículo, sintió que había impactado contra "algo", y que no había detenido la marcha por "los nervios" que le provocó la situación. Admitió también que había dejado el auto frente al Hospital Fernández porque su estado emocional le impedía conducir.

Ante una pregunta de la jueza relativa a por qué había decidido no detenerse y ver qué había sido ese "algo", el abogado de Veppo, José Luis Ferrari, le recomendó no continuar con la indagatoria.

En ese acto, Ferrari se enteró de que Veppo tenía antecedentes: no solo una probation -suspensión de juicio a prueba- de 2014, cuando chocó con un policía, sino una causa en trámite por atentado y resistencia a la autoridad, de 2018. Debido a eso, y por "diferencias" insalvables con su cliente y la familia, el abogado Ferrari renunció a la defensa.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.