A tres meses de la explosión en Rosario, marcharon para reclamar justicia