Bariloche enfrenta una invasión de ratones colilargos

Los roedores son transmisores del hantavirus; proliferan por la floración de la caña colihue; mira el video que filmó un guardaparque del parque Lago Puelo
Soledad Maradona
(0)
5 de septiembre de 2011  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.– Un fenómeno extraordinario de floración de la caña colihue, que no se registraba desde hacía 60 años, originó la proliferación de roedores en la zona urbana de Bariloche, especialmente en sectores lindantes con el bosque. El pico máximo de ratas se alcanzaría este mes y existe el temor sobre la aparición de nuevos casos de hantavirus.

El proceso ecológico comenzó en el verano pasado con la floración de la caña que se encuentra en los parques Nahuel Huapi y Lago Puelo, que generó el aumento de semillas disponibles como alimento para algunas especies de roedores, entre ellas, el colilargo, ratón transmisor del virus del hanta.

La proliferación de roedores se comenzó a evidenciar a fines de julio en cercanías del río Turbio en el Parque Lago Puelo y luego se trasladó a la zona rural del río Manso en cercanías de El Bolsón. Se prevé que este mes se registre un aumento de la población de roedores en las cercanías de Bariloche y en las zonas urbanas que están en contacto con el bosque, como los barrios del Oeste en Villa Los Coihues (lago Gutiérrez), Llao Llao, y Villa Llanquihue y la ladera sur del cerro Otto.

El principal riesgo para la salud es el hantavirus, que puede ser mortal y que tuvo un brote de gran magnitud en 1996. Este año por el fenómeno natural se registraron dos casos de personas afectadas con este virus en la zona rural de Río Turbio, en Chubut. Sin embargo, no hay ningún afectado en Bariloche.

El intendente del Parque Nahuel Huapi, Juan Salguero, afirmó que "se trata de un fenómeno natural, son ratones silvestres, y el problema ocurre en una zona de interfase entre lo rural y urbano".

Por su parte, el intendente de Bariloche, Marcelo Cascón, señaló que la proliferación de roedores "va a producir una sensación fea que a nadie le va a gustar vivir, pero hay preparación en la prevención y un plan de acción".

Las medidas preventivas incluyen la limpieza de viviendas situadas en las zonas de riesgo (cercana a bosques de cañas), el desmalezamiento, el resguardo de alimentos y agua, la utilización de trampas de ratones –pero no veneno–, y en caso de detectarse vestigios de la presencia de ratones en las casas se recomendó limpiarlas con agua y lavandina. El plan de contingencia municipal contempla en una hipótesis de máximo riesgo la evacuación de pobladores.

Los registros oficiales indican que la floración masiva de caña colihue tuvo episodios extraordinarios entre 1938 y 1942, aunque entre 2000 y 2001 este fenómeno se dio en 200.000 hectáreas del Parque Lanín y el norte del Nahuel Huapi.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.