Buena noticia para comenzar a mejorar

Andrés Delich
(0)
15 de agosto de 2013  

El Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires acaba de presentar el plan de trabajo de la dirección de evaluación para los próximos años. Eso solo ya es una novedad, en un país donde el Estado tiende a ser opaco sobre los datos y reticente a mostrar sus resultados o simplemente miente como en el Indec, es una buena noticia lo que debería ser absolutamente normal.

Al mismo tiempo, el anuncio viene acompañado del primer boletín de información, es decir, se anuncia una estrategia de la que ya se pueden ver los primeros productos concretos.

Más allá de cuestiones técnicas que siempre pueden ser perfectibles, hay tres elementos que deberían resaltarse.

El primero es la aplicación de la prueba internacional ICCS, conocida como Civics, que mide el grado de conocimiento de los jóvenes, acerca de las instituciones políticas, sociales y económicas, que se aplica a los adolescentes que están por terminar la secundaria y que, de acuerdo a la última reforma electoral, ya están en condiciones de votar. Es fundamental conocer la idea de sociedad que les estamos "contando" a los chicos.

El segundo aporte es la construcción por escuela del índice de calidad y equidad de la educación porteña (Iecep) tanto de la ciudad como de cada escuela. Este índice les dará información a los actores de la escuela sobre su situación en materia de aprendizajes, repitencia, abandono de chicos, en relación con las escuelas de su comuna y de la ciudad.

Será un GPS que permitirá orientar las acciones del equipo escolar hacia la mejora. La experiencia internacional muestra que el primer paso para mejorar es conocer la propia situación, el punto de partida.

Y, finalmente, el hecho de que esa información la tengan los supervisores y funcionarios, les permitirá dejar de concentrarse en los registros y las planillas, y mirar la escuela desde la evolución de los chicos, desde los aprendizajes y las trayectorias escolares de los mismos.

En el sistema educativo vertical que heredamos la información sólo la tenían los equipos de los ministerios porque se suponía que ellos "bajaban" las directivas de lo que se debía hacer.

Hoy sabemos que necesitamos una escuela inteligente, que pueda pensarse en su contexto y construya sus propias estrategias para mejorar. Para eso los dispositivos de información son centrales.

Todas las reformas importantes en América latina caminan hacia una mayor autonomía escolar y tienen como centro del sistema de información a los directivos de las escuelas, es una buena noticia que en la Ciudad de Buenos Aires empecemos a caminar en esa dirección.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.