Según las flamantes autoridades del PAMI. Con las cuentas saneadas, la meta será mejorar la atención