Condenan al arzobispado de Santa Fe por un abuso cometido a un seminarista

Rubén Descalzo, cuando era seminarista
Rubén Descalzo, cuando era seminarista Fuente: Archivo - Crédito: Explícito.com
Deberá abonar $ 756.000 a favor de Rubén Descalzo, quien inició una demanda por daños y perjuicios en 2004
José E. Bordón
(0)
15 de octubre de 2016  • 16:59

SANTA FE.- El arzobispado capitalino y los herederos del ex arzobispo de la arquidiócesis local, Edgardo Gabriel Storni, fallecido en 2012, pero acusado y condenado en 2009 por abuso sexual en contra de un seminarista, deberán abonar $ 756.000, a favor de Rubén Descalzo, quien inició una demanda por daños y perjuicios en 2004.

Ese escándalo obligó a Storni a renunciar a la titularidad de la diócesis de Santa Fe en 2002. Pero luego, en 2011, la Cámara de Apelación Penal de Santa Fe declaró la nulidad de esa sentencia.

Storni fue uno de los primeros altos prelados de la Iglesia Católica argentina en recibir una condena por el delito de abuso sexual. Había renunciado a conducir la grey santafesina inmerso en un escándalo desatado cuando la periodista Olga Wornat le dedicó un capítulo de su libro “Nuestra Santa Madre”, en el que reveló conductas lujuriosas del prelado hacia seminaristas.

Luego que el escándalo alcanzara fuerte repercusión nacional, el juez de Instrucción en lo Penal, Eduardo Giovanini, procesó a Storni por el presunto delito de abuso sexual. Recién a fines de 2009 la jueza María Amalia Mascheroni condenó a Storni a ocho años de prisión tras hallarlo culpable del delito de abuso sexual agravado, fallo que fue anulado en 2011 por la Cámara Penal de Santa Fe.

Conmoción

La decisión judicial de condenar en primera instancia a Storni a ocho años de prisión por abusar sexualmente de un seminarista conmovió a toda la Argentina. La causa había tomado forma cuando los ex seminaristas, Martín Descalzo y Martín Lascurain, denunciaron haber sido las víctimas de las que dio cuenta el libro de Wornart.

Otro dato se sumó a la conmoción desatada: fue cuando uno de los más respetados y ancianos sacerdotes santafesinos, José Guntern, reveló que él mismo había aconsejado a Storni en una carta que cesara en esas prácticas.

En una carta al entonces Papa Juan Pablo II, Storni renunció pero no reconoció "culpas" ni "acusaciones". Lo hizo en medio de un escándalo por denuncias de abuso sexual a seminaristas.

Luego de dimitir el 1º de octubre de 2002, se trasladó a La Falda, donde vivió hasta su muerte en casi total soledad en la residencia adquirida por el Arzobispado de Santa Fe. Tras su retiro cobraba una pensión del Estado de 7 mil pesos mensuales. Su condición para la Iglesia Católica continuó siendo la de un consagrado, o sea recibió el título de arzobispo emérito.

El religioso había nacido el 6 de abril de 1936, se ordenó como sacerdote en 1961 y fue nombrado obispo titular en 1976. En 1984 fue promovido como titular de la diócesis de Santa Fe tras la muerte de su antecesor, Vicente Faustino Zazpe.

José E. Bordón

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.