Construyó un avión con el motor de un auto y ahora sueña con volar sobre su pueblo

Paul Issaly posa junto al Oriental I
Paul Issaly posa junto al Oriental I Crédito: Paul Issaly
(0)
10 de julio de 2019  • 21:12

Un joven piloto de la localidad bonaerense de Pigüé construyó un avión con el motor de un auto y un par de planos que descargó de internet. Y si bien por ahora "solo da pequeños saltitos", en dos meses intentará sobrevolar su pueblo.

Paul Issaly terminó Escuela de Educación Secundaria Técnica (E.E.S.T.) N° 1 "Octavio F. Ducós" de Pigüé, hizo un curso de planeador y se recibió de piloto privado de aeronaves.

"Quería llegar a tener la licencia de piloto comercial, pero no me alcanzaba para alquilar un avión y lograr las horas necesarias. De ahí surgió la idea de construir mi propio avión", dijo.

Los planos que usó, los encontró en internet. Son originales del avión creados en 1996 por un islandés, y solo requería de una estructura de madera, herrajes de aluminio y placas de acero.

El avión terminado
El avión terminado Crédito: Paul Issaly

El joven pasó cuatro años armando el avión, en el que invirtió alrededor de 12.000 dólares.

"Le puse un motor de un Citroën Visa, una suerte de versión francesa del viejo 3CV argentino. La velocidad máxima es de 190 kilómetros por hora y tiene 45 minutos de reserva, por lo que tranquilamente puede recorrer unos 450 kilómetros", contó Issaly.

En septiembre, dos representantes de la Administración Nacional de Aviación Civil viajarán a Pigüé para hacer la última prueba sobre el Oriental I (LV-X7007). Recién ahí intentará volar.

Con información de La Nueva. y LN+

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.