Incendio de la disco de Once / El local por dentro. Cromagnon, la impotencia que no cesa