Cruce entre ministros por la eficacia de las fumigaciones

Un funcionario formoseño se diferenció de lo expresado por Lemus
Un funcionario formoseño se diferenció de lo expresado por Lemus
Justo Urbieta
(0)
11 de febrero de 2016  

FORMOSA.- El ministro de Desarrollo Humano de Formosa, José Luis Décima, salió al cruce del ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, en cuanto éste había dicho, días atrás, que los mosquitos Aedes aegypti, transmisores del zika, el dengue y la fiebre chikungunya, "ya son resistentes a los químicos [de las fumigaciones], por lo que habría que hacer un cambio de sustancias".

En ese sentido, el ministro formoseño sostuvo que si se hace en forma desmedida, cualquier ser vivo genera resistencia al tratamiento que se pueda implementar. "Pero en Formosa, tenemos cuestiones muy particulares: se toman las muestras correspondientes, se determina la dosis letal para eliminar el mosquito y se utiliza la sustancia adecuada para las fumigaciones espaciales y domiciliarias", dijo.

Y agregó: "No estamos improvisando nada en absoluto, mucho menos en la tarea de determinar el tratamiento, sobre qué insecticida se debe utilizar y la dosis para eliminar al vector adulto".

Además, Décima reconoció que hubo contactos con funcionarios nacionales de segunda y tercera línea, aunque sostuvo que los elementos que se utilizan y distribuyen en Formosa son producidos o adquiridos con recursos provinciales, incluidos veinte vehículos adaptados para el fumigado espacial, que barren toda la provincia según el protocolo existente.

Resaltó también que hace falta una mayor colaboración por parte de los vecinos de la ciudad de Formosa en la lucha que se está librando contra el dengue. Se refirió a "cierta resistencia en determinados sectores de la población para facilitar el ingreso de las brigadas sanitarias en los domicilios, a fin de controlar el descacharrado y proceder a la fumigación para la eliminación de los criaderos del mosquito.

Caso en estudio en Corrientes

En el Hospital de Niños de la ciudad de Corrientes estudian a un chico que tuvo dengue en enero, se recuperó sin secuelas aparentes y tuvo un sangrado de nariz. Los primeros análisis revelaron que tenía bajas las plaquetas en sangre, lo que hizo sospechar de que podría tratarse de un caso de dengue hemorrágico, y quedó internado. Ayer, Claudia Campias, directora general de Epidemiología provincial, explicó que "el paciente no volvió a tener otros sangrados y que los médicos continúan los estudios para confirmar o descartar si el síntoma tiene alguna relación con la infección previa".

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.