Descubren una banda que hacía dinero con plantas verificadoras truchas

Los formularios truchos que usaba la organización
Los formularios truchos que usaba la organización Crédito: Gentileza policía bonaerense
Leonardo Scannone
(0)
27 de junio de 2018  • 12:40

Rápido y fácil. Así operaba la "mafia de las VTV paralelas". La banda está acusada de vender obleas sin necesidad de inspección de los autos y pasar los controles de planta con la aprobación "oficial" sin importar las condiciones del vehículo. La policía bonaerense, tras una investigación de siete meses y más de 20 allanamientos en la Capital y el conurbano, secuestró 290.000 pesos, 20.000 dólares, armas de fuego y documentación apócrifa.

La pesquisa comenzó cuando un oficial de la comisaría de Almirante Brown encontró en su Facebook una publicación que anunciaba: "Consiga su VTV de manera rápida". El oficial llamó y le dijeron que no era necesario ningún trámite. Solo tenía que ir con su auto hasta la planta verificadora de Llavallol, donde le darían la oblea adhesiva que acredita la Verificación Técnica Vehicular (VTV) a cambio de una suma de dinero.

"La banda tiene varias ramificaciones. La organización estaba compuesta por tres sectores que tenían un mismo nexo. Están involucrados una gestoría, un estudio de abogados y empleados de la planta verificadora de Lavallol, que eran los encargados de dar los formularios y las obleas en blanco", dijo a LA NACIÓN el comisario general Nicolás Ordás, jefe de la Superintendencia Región AMBA Sur de la policía bonaerense.

Tras la investigación, que incluyó escuchas telefónicas y tareas de campo, 18 personas fueron detenidas al cabo de 20 allanamientos hechos en la zona sur del Gran Buenos Aires y dos en la Capital. Una mujer apresada durante esos procedimientos tiene antecedentes penales.

Allanamiento por las VTV truchas - Fuente: Youtube

02:45
Video

El allanamiento más grande se realizó anteayer en la planta de Lavallol, donde fueron detenidos Diego Santillán, de 23 años y auxiliar mecánico; Paula Victoria de Palma, de 30, y Daniela Da Rosa, de 25; ambas, cajeras.

"El modus operandi era simple: se entraba en contacto por teléfono con la banda y le ofrecían y proponían llevar o no llevar su auto. Usted iba a la planta de Llavallol, se dirigía a la caja, abonaba y tenía garantizado el documento. El auto, mientras, pasaba por el costado y le daban la factura impresa de la VTV", detalló Ordás. "Pedían entre 2000 y 2500 pesos por cada vehículo y muchos acuerdos se arreglaban por whatsapp", agregó otro de los investigadores.

En los procedimientos la policía incautó más de 280.000 pesos en efectivo, agendas de clientes de VTV con anotaciones varias y números telefónicos, celulares, formularios de VTV, sellos y obleas en blanco, entre otros elementos como un arma de fuego y diversos equipos informáticos. La investigación quedó en mano del Juzgado de Garantías N° 3 y la U.F.I N° 8 Especializada en Delitos Económicos y Violencia Institucional.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.