Deslumbrados por el Sur

Cincuenta periodistas españoles viajaron por la Patagonia
(0)
11 de diciembre de 2001  

USHUAIA.- Chris, el pintoresco maquinista galés del Tren del Fin del Mundo, da bocinazos intermitentes para que se suban los últimos rezagados y empezar así el recorrido entre los bosques de coihues y lengas por el Parque Nacional de Tierra del Fuego.

La comitiva incluye a cincuenta periodistas de los principales medios informativos de España, que llegaron invitados por el Ministerio de Turismo, Cultura y Deportes, Aerolíneas Argentinas y el operador turístico Marsans, en el marco del programa internacional "Argentina, tu sueño está aquí", por el cual cien periodistas de los más importantes medios españoles viajarán por la Argentina durante este mes.

"Tío, qué sensación de infinito, qué paz... Aquí sí que se acaba el mundo", dice Juan Carlos León, reportero de Radio Nacional de España, mientras mira el horizonte sin fin de la bahía Lapataia.

Sin embargo, al arribar a Buenos Aires, 24 horas antes, lo único que traían en mente -según reconocieron varios de ellos después- era el vértigo por saber si la Argentina entraba en default, si Cavallo seguiría siendo ministro y si el FMI entregaría o no finalmente los 1260 millones necesarios para enfrentar el inminente pago de intereses de la deuda.

"Ocurre que lo que pasa en la Argentina repercute a diario mucho más de lo que podría parecer en la Bolsa de Madrid", justificaba Lourdes Miyar, periodista especializada en economía del diario español La Razón.

Pero un día después, y 3000 kilómetros más al Sur -en la ciudad más austral del planeta-, la curiosidad pasaba ahora por entender cómo un país con semejante potencial de recursos naturales y paisajes espectaculares podía aparecer ante los ojos del mundo como tan obstinadamente decidido a caer cada vez un peldaño más abajo.

El primer contingente de periodistas españoles llegó a Buenos Aires el viernes 7, y luego de una visita protocolar al presidente De la Rúa, y de echarle una mirada a vista de pájaro a la ciudad capital, viajó durante sábado y domingo a Ushuaia y El Calafate.

También, Iguazú y Salta

Otro grupo de 50 periodistas arribará el próximo fin de semana para visitar Iguazú y Salta, y será acompañado, como ocurrió en esta oportunidad, por periodistas argentinos, con una fuerte presencia de representantes de medios del interior del país.

"Queremos que nuestros visitantes vean, evalúen, y después puedan contar todo lo que tenemos para ofrecer, pero que además puedan intercambiar ideas y opiniones con sus colegas argentinos", dijo al recibir al grupo en Ezeiza el ministro Hernán Lombardi. Bien conocido es su entusiasmo por cifrar en el turismo las esperanzas de un impacto positivo en el actual panorama de estancamiento de la economía.

Las acciones promocionales buscan posicionar a la Argentina como una alternativa tanto para el turismo interno que antes elegía viajar al exterior como para el internacional, que se ve ante la disyuntiva de redireccionar flujos hacia zonas percibidas como más seguras o alejadas de los potenciales focos de conflicto, e incluyen un monto del orden de los 3 millones de dólares que Aerolíneas Argentinas pautará durante los próximos seis meses en medios de prensa españoles.

Según cifras proporcionadas por el Ministerio de Turismo, Cultura y Deportes de la Nación, llegan 110 mil españoles por año a la Argentina y se espera que esa cifra alcance los 150 mil en los próximos dos años. Pero el objetivo es, además, que destinos como la Patagonia atrapen el interés de los viajeros y se rompa el prejuicio de que el Sur "es caro y está muy lejos". Inercia que la gestión de Lombardi sabe que tiene que romper también entre los propios turistas argentinos.

"Yo veo a la Argentina con enormes posibilidades en sus ofertas de naturaleza, y destinos como la Patagonia van a ser cada vez más atractivos para los españoles de clase media y media alta", se entusiasma Lourdes Miyar.

María José Llerena, redactora de elmundo.es , la edición en Internet del diario El Mundo, de Madrid, cree que para los españoles con posibilidades de encarar un viaje intercontinental la Argentina es un destino excepcional, y tiene la ventaja de hablarse aquí el mismo idioma.

"A nosotros nos resulta un poco caro, porque en España también hay recesión, no tanta como acá, pero allá los problemas también se notan", dice con picardía, como para que quede claro que el monopolio del sufrimiento no es argentino.

"Pero creo que siempre habrá gente interesada en venir, sobre todo después de que otros destinos se han visto perjudicados, como el norte de Africa, Egipto, Oriente, que en estos meses han perdido turistas a raudales", se entusiasma.

Juan Manuel Perdigó, subdirector de El Periódico de Cataluña, es menos optimista en cuanto a la potencialidad de las propuestas argentinas, especialmente las del Sur, para captar un turismo más masivo.

"El español medio no gasta tanto", dice. Alude a paquetes turísticos por arriba de los 2000 dólares, cifra muy por encima de lo que cuestan los viajes a los que hoy ellos tienen muy fácil acceso, como Cancún, Playa del Carmen o República Dominicana.

"Pero la ventaja para la Argentina es que ofrece la imagen de algo virgen, fresco, no sobreexplotado, como es el caso de esos destinos", añade Alejandro Uribe, redactor del sitio especializado en turismo masdeviajes.com , y destaca su sorpresa al ver los anuncios de pasajes de Aerolíneas Madrid-Ushuaia-Madrid a 540 dólares que ofrecen las agencias de viajes de la calle San Martín, la principal arteria comercial de la ciudad.

Luis Magariños, gerente de Marsans, comenta que para desarrollar la Argentina en el mercado español van a aprovechar las 400 oficinas de ventas que tiene el grupo allí, además de haber negociado ya una fuerte baja de costos, del orden del 40 por ciento.

"Un paquete de 10 días Madrid-Buenos Aires-Ushuaia-El Calafate-Buenos Aires-Madrid, en hoteles de 4 estrellas con desayuno, hoy se está ofreciendo en 1199 dólares", dice Magariños.

"Es un esfuerzo que estamos haciendo para poner el producto "Argentina" al alcance del pasajero español, que, término medio, gasta entre 800 y 1500 dólares en un viaje."

Costos desde Buenos Aires

  • Conocer el sur de la Argentina resulta tan costoso para un porteño como para un español. El paquete de diez días en Ushuaia y El Calafate, que saliendo desde Madrid tiene un valor de 1199 pesos, desde Buenos Aires presenta costos idénticos. Un paquete con pasaje de ida y vuelta por Southern Winds y diez noches de estada en hoteles de cuatro estrellas en El Calafate y Ushuaia tiene un valor de $ 1203. El mismo viaje, pero por Aerolíneas Argentinas, cuesta 1110 pesos; por Arg, el valor es de 1060 pesos. LADE, la línea aérea estatal, ofrece un paquete de siete noches a 529 pesos en hoteles de categoría turística inferior.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.