El juicio por la restitución de tierras en Chubut

Las 500 hectáreas pertenecen a Tierras del Sud Argentino; la familia creía que eran fiscales y las ocupó
(0)
27 de mayo de 2004  

ESQUEL.– Ayer, en instalaciones del casino de suboficiales de la policía de Chubut en Esquel, se realizó el juicio oral y público contra una familia mapuche acusada de usurpar tierras por una firma subsidiaria de la italiana Benetton . La familia resultó absuelta, en tanto que el fallo sobre la restitución de las tierras se conocerá el lunes próximo.

El juez Jorge Eyo tendrá que resolver la propiedad de 500 hectáreas reclamadas por el grupo empresarial Compañía de Tierras Sud Argentino SA (CTSA), autores de la demanda, y por un matrimonio mapuche integrado por Atilio Curiñanco y Rosa Rúa Nahuelquir.

Unos 17 testigos prestaron declaración y, cerca de las 18, se leyeron los alegatos que cerraron la jornada de juicio. El fiscal de la causa, Jorge Satino, había pedido el sobreseimiento del matrimonio mapuche, al tiempo que los abogados de la compañía reclamaban la restitución definitiva de las tierras, situadas en el noroeste de Chubut.

La causa se inició a partir de una denuncia presentada por la subsidiaria de Benetton, cuando en agosto de 2002 la familia Curiñanco-Rúa Nahuelquir "se asentó en un predio denominado Santa Rosa, propiedad de Compañía de Tierras Sud Argentino SA, en el cual permaneció durante 38 días. Este hecho motivó la correspondiente denuncia judicial", argumentó una fuente de la compañía.

"Nosotros no queremos ningún tipo de perjuicio para esta familia mapuche, sólo reclamamos la restitución de las tierras que nos pertenecen", dijo a LA NACION Alberto Mazzucchelli, vocero de la empresa. "Este es un problema aislado, ya que mantenemos una excelente relación con esta comunidad. Realizamos obras que nos mantienen integrados con la región", agregó.

La familia Curiñanco, en tanto, aseguró que ocupó esas tierras con la intención de iniciar un proyecto productivo, pero "luego de hacer las averiguaciones en el Instituto Autárquico de Colonización y Fomento Rural (IAC), le informaron que eran terrenos fiscales", aseguró Mauro Millán, referente de la comunidad mapuche 11 de Octubre. El 2 de octubre de 2002 el juez de instrucción de Esquel José Oscar Colabelli ordenó el desalojo de la familia de esas tierras, como consecuencia de la denuncia

Tras una serie de instancias judiciales –en el medio de las cuales el juez Colabelli fue apartado de su cargo por el Consejo de la Magistratura de Chubut, por irregularidades en otra causa–, el caso llegó a juicio oral y público. Compañía de Tierras Sud Argentino SA se dedica desde 1891 a la producción agropecuaria. Hasta 1975 operó como una compañía de capitales ingleses y luego fue vendida a un grupo de inversores argentinos.

LA NACIONalización se produjo en 1982, constituyéndose en una sociedad anónima argentina. La compañía fue adquirida por Edizione Real State, empresa perteneciente a la familia Benetton, en 1991, que luego adquirió campos en las provincias de Santa Cruz, Buenos Aires y Río Negro, hasta llegar a contar en la actualidad con 900.000 hectáreas, la mayoría en la Patagonia y en la provincia de Buenos Aires.

En la actualidad, el total de ganado propiedad de la compañía asciende a 260.000 ovinos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.