El mundo de las letras despide a Juan Gelman

Sus compañeros y amigos lo recordaron como un "poeta del riesgo" con una de las "propuestas poética más originales de los últimos tiempos"
(0)
14 de enero de 2014  • 23:22

Escritores que compartieron trayectoria de Juan Gelman , como compañeros de ruta y discípulos, expresaron su tristeza y dolor ante la muerte del poeta que reinventó la poesía argentina y ayudó a las posteriores generaciones a encontrar su propia lengua.

Para Jorge Boccanera, poeta y amigo personal que escribió el ensayo Confiar en el misterio. La poesía de Juan Gelman "Se fue un poeta fuera de serie y un maestro de la vida que nunca bajó los brazos, que supo interpelar a fondo la realidad y los sueños con gran hondura humana".

"Como escritor es un referente que abrió puertas con diferentes propuestas estéticas fuera de planteos dogmáticos y, sin duda, la suya es una de las propuestas poéticas más originales, intensas, reveladoras y cuestionadoras de los últimos tiempos, una especie de Guernica hablado que, aún frente a los reveses, respira deseo", asevera Boccanera.

"Cultivamos una amistad de 40 años y nunca dejó de llamarme poderosamente la atención su integridad, su persistencia y su poesía, ese cruce entre la imaginación y la conciencia", se despide.

"Hola, malas noches -responde al teléfono su colega Rodolfo Alonso- me acabo de enterar, que puedo decir, tengo un email ahí que no quise abrir, no puedo decir nada. Es un dolor muy grande, una pérdida enorme", dice este amigo y representante de la Generación del 60 que así resume el impacto ante la pérdida de Gelman.

"¿Sabés que hace un rato llamó un amigo común y no me dijo nada? Creo que no se animó. Esperá que me siento, sentado es otra cosa - responde a Télam su amigo y poeta Horacio Salas-; pasan tantas cosas por delante de la ventana de mi vida... trabajos, redacciones, risas... porque Juan, hasta que pasó lo que pasó (su hijo y nuera desaparecidos) era un tipo con el mejor humor".

"Gelman fue un grandísimo poeta, sin necesidad de decir que fue el más importante de las Generación del 60 a la que pertenecíamos los dos, estoy absolutamente desolado", reflexiona tras los minutos que le toma recomponerse y no duda.

"Creo que él cambió el castellano escrito -se acelera Salas-, se atrevió a lo que nadie, tomó todos los riesgos, fue casi una inventor de la poética del riesgo, tomar a San Juan de la Cruz junto a Homero Manzi... eso es tirarse en la pileta vacía; además fue un defensor a muerte de los derechos humanos, esa lucha le costó la vida".

Daniel Freidemberg, uno de sus discípulos, está más entero: "En la historia de la poesía argentina su aparición fue decisiva -con su poemario "Violín y otras cuestiones", de 1956-, porque la ayudó a encontrar su propia lengua, una poética específicamente argentina".

"Muchos pudimos encontrar a través suyo, de su obra, una vía para hacer la nuestra, porque abría un camino muy bueno para transitar. Gelman fue el poeta de la búsqueda del misterio de lo poético, que mantuvo hasta el final de su vida y lo hizo siempre volver a empezar distinto", describió Freidemberg.

"El único premio que le faltaba era el Nobel y nunca se anquilosó, ni acomodó, cuanto más lo premiaban más áspera y desafiante se volvía su poesía, cada vez buscaba más lejos y más hondo, y su última obra `Hoy` requiere lectores dispuestos a internarse con valentía en esa experiencia de lo profunda", concluyó.

La mejor tradición de la literatura El secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, destacó que el poeta integró el grupo de los que responden "a la mejor tradición de la literatura argentina", al tiempo que aseguró: "Su propia vida es un poema comprometido".

"Gelman responde a la mejor tradición de la literatura argentina. Su obra demuestra una relación profunda entre capacidad creativa, poesía, literatura y compromiso", opinó el secretario de Estado en diálogo con el canal de noticias CN23 minutos después de que se confirmara la muerte del poeta.

Agencia: Télam

Por la sensibilidad del tema, esta nota fue cerrada a comentarios

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.