El tango, un negocio que mueve millones

Proponen que en Buenos Aires se dicte un máster para graduados; más de diez mil turistas llegan al país sólo para bailarlo
(0)
16 de diciembre de 2001  

Será que la sensualidad también mueve fortunas. Que provoca pasiones hasta en las coordenadas más insólitas del planeta. Que con una cadencia es capaz de atraer a miles de turistas. O de exportar la intangibilidad de un ritmo.

El tango, marca registrada argentina e icono cultural del país, creció tanto en el mundo que ya se piensa en organizar un mundial y en otorgar un máster para los bailarines de todo el planeta.

"El tango es hoy un boom en el mundo", confirmó Jorge Purciarello, subsecretario de Turismo de la Ciudad.

Tal furor despierta este ritmo de origen no tan claro que, según un estudio realizado en 1999, genera más de 200.000.000 de dólares por año.

"Y si se le pone marketing, en diez años podemos duplicar esa cifra", calculó el subsecretario.

En el mundo

En Berlín existen 35 tanguerías agrupadas en una asociación denominada Tangopolis. En Suomi, Finlandia, se organizó el Argentiinalainen Tango Klubi (Club de Tango Argentino). En París, 1200 personas presenciaron diariamente el Festival de Tango realizado en el Teatro Nacional de Chaillot, en mayo último.

Evidentemente, se trata del producto de venta más fuerte que la Argentina posee en todo el mundo. En todo el orbe lo identifican con nuestro país... salvo en algunos rincones de Finlandia.

"En una ciudad llamada Seinajoki, donde está la asociación de tango Maarkinat, creen que este ritmo nació en Finlandia y que llegó a la Argentina en los barcos. Dicen que los marineros les enseñaban a bailar a los porteños y que así empezó a popularizarse acá", contó Purciarello.

Para el resto del planeta, de cualquier manera, el tango es sinónimo de la Argentina.

Por eso es que se lo incluye en todos los paquetes turísticos. "Ahora promocionamos un tour samba-tango -reveló el funcionario-. Como vamos a organizar un festival entre el 15 de febrero y el 9 de marzo del año próximo, vendemos con Brasil un paquete para que los turistas primero vayan al carnaval de Río de Janeiro y después vuelen para la Argentina." La mayor cantidad de consultas, señaló Purciarello, llegó desde Japón.

Estadísticamente, el 70 por ciento de los extranjeros que vienen a la Argentina consume tango. El estudio pertenece a los Centros de Información Turística de la Ciudad.

La proporción crece con los cruceristas. El año próximo, Turismo proyecta que unos 100.000 foráneos llegarán al país en cruceros. De ellos, "el 80 por ciento acude a espectáculos de tango".

Seguramente por esta demanda es que, en el último año, se duplicó la cantidad de tanguerías. Había 27 el año último. Hoy son más de 50.

También se desarrollaron los tango-shows. Actualmente, superan los 25 en la ciudad.

Y hasta se anuncia el estreno del primer musical de tango, próximamente: "Tanguera".

"Entre 10.000 y 15.000 extranjeros llegan cada año a la Argentina a aprender a bailar o a perfeccionar su nivel de tango", comentó Purciarello.

Máster tanguero

En Berlín, incluso, le pidieron al gobierno porteño que instituyera un máster para tangueros "graduados" en todo el mundo. Las secretarías de Cultura y de Desarrollo Económico, de la que depende Turismo, evalúan actualmente su creación.

Sería un posgrado. Algo así como que para ser un número uno del tango habrá que pasar, inevitablemente, por la Argentina.

"Hoy ya hay generaciones de extranjeros que aprendieron a bailar el tango en otros países y que enseñan como si hubiesen nacido en un país de tango. En Londres, por ejemplo, la mayoría de los que enseñan a bailar son de Grecia."

Al menos, esto de que haya crecido el furor por el tango en el resto del planeta tiene una arista positiva: "Muchos profesores traen a sus alumnos a bailar a la Argentina. Es como un neosegmento del turismo en el país."

Los países que más turistas le aportan a la Argentina a través del tango son Estados Unidos y Alemania. Aunque también provoca fuertes pasiones en Finlandia, Japón, Francia, Brasil, Holanda...

Desde allí, o desde cualquier otra parte, podrían venir a competir en el primer mundial de la especialidad, que se estudia para el 23 al 27 de julio próximo.

Por sus gestos sensuales, básicamente, pero también por su historia, su capacidad de seducción y el creciente marketing que gira a su alrededor, el tango se convirtió en los últimos años en un boom mundial. Que genera más de 200.000.000 de dólares por año y que se baila desde Berlín hasta Suomi o desde París hasta Seinajoki. Pero que tiene su punto de partida en la Argentina, donde es una marca registrada y un icono nacional.

Cuánto, cómo y dónde

  • Para aquellos que quieran aprender a bailar, las clases cuestan $ 10, en promedio. En la ciudad hay más de 20 escuelas de tango. Eso sí: las clases personales son más caras. "Las colectivas cuestan 10 pesos, y son por tres horas. Las personales, $ 100", contó Jorge Firpo, quien da lecciones con Aurora Lubiz. La entrada en una milonga cuesta entre 5 y 10 pesos. Y un show de primer nivel, en Esquina Carlos Gardel, $ 45. Si es cena y show, $ 65. Y si es cena y show, pero desde una mesa VIP, $ 100 por persona. La suscripción a la revista Tangauta, $ 50 por año.
  • Afuera no se consigue

  • Ann-Kerstin Aumund (Alemania) "En mi ciudad, Hamburgo, hay muchas milongas, pero es muy diferente bailar allá que ver un espectáculo aquí. Me encanta la bohemia del tango."
  • Yasuhiro Tsuji (Japón): "El tango tiene mucho sentimiento, y eso es lo que más nos gusta a los japoneses, porque lo compartimos. Hay mucha gente en mi país que quiere venir a aprender a la Argentina".
  • Guillermo Guzmán (México): "El ritmo transmite una tristeza y una nostalgia muy especiales. Siempre decía, allá en el DF, que quería venir a ver uno de estos espectáculos. Me encantó."
  • Johan Isberg (Suecia): "El tango es fantástico. Yo nunca había presenciado un show como el de Esquina Carlos Gardel, por ejemplo. Me fascina el ambiente que se vive en estos lugares" .
  • Susanna Mendler (Alemania): "Aprendí a bailar tango acá en Buenos Aires, y ahora, cuando vuelva a Colonia, en mi país, voy a ir a una tanguería para aprender más".
  • Viri García (México): "Es el baile más sexy, erótico y místico que existe. Yo lo conocía por haber visto algo por TV, en Guadalajara, pero nunca lo había disfrutado personalmente. Es maravilloso".
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Sociedad

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.