(0)
24 de abril de 2020  • 18:07

En Cervecería y Maltería Quilmes hace 130 años trabajan comprometidos con las comunidades bajo el sueño de Unir a la Gente por un Mundo Mejor. Hoy, más que nunca, la salud de todos los argentinos y argentinas es su máxima prioridad y es por eso que decidieron colaborar, acompañar y trabajar para pasar esta prueba que enfrentamos con la pandemia de COVID-19.

A través de Valor, su plataforma colaborativa de impacto social, están articulando un plan de ayuda humanitaria a nivel federal enfocado en iniciativas sanitarias e iniciativas para la comunidad. Consideran que la solidaridad y el esfuerzo colectivo van a permitir dar respuesta a las urgencias de nuestra sociedad. Por eso trabajan junto a una red de proveedores PyMEs, emprendedores, operadores logísticos, organizaciones sociales y el sector público (a nivel nacional, provincial y municipal).

A pesar del duro contexto económico para el país, en el cual la industria cervecera no es ajena, decidieron adaptar y adecuar su operación y sus recursos para hacer frente a la pandemia. Para ello, han puesto a disposición sus operaciones industriales y sistema logístico en todo el país.

Desde sus cervecerías adaptaron los procesos productivos para elaborar alcohol sanitizante al 70% de la destilación de su mosto cervecero y donar más de 150.000 botellas en hospitales públicos, salas de atención primaria, bomberos voluntarios y Cruz Roja Argentina. Esta producción la lograron articulando esfuerzos entre sus cerveceros, la destilería Restinga (una PyME de la provincia de Buenos Aires), sus plantas de gaseosas para la producción de las botellas, y el alcance de su logística para trasladar los insumos y distribuir en corto tiempo el alcohol en distintos puntos del país.

Por otro lado, están utilizando cebada cervecera de su maltería en Tres Arroyos (Provincia de Buenos Aires), para hacer pan con cebada destinado a más de 50.000 familias en situación de vulnerabilidad. La cebada, además del ingrediente principal de la cerveza, posee altísimos niveles nutricionales y es una gran fuente de energía. El compromiso es donar 8.800 kilos de pan por semana a través de alianzas con Organizaciones Sociales.

Además, están entregando agua mineral a hospitales públicos y salas de atención primaria, y a las comunidades vulnerables cercanas a sus cervecerías; 10.000 kits de protección médica que cuentan con anteojos de protección, guantes de vinilo descartables y trajes de bioseguridad para médica/os, enfermera/os y personal de la salud; están produciendo 900 raciones diarias de comida en Quilmes en el restaurant del Parque Cervecero que son entregados por el Ejército, en Mar del Plata junto a La Fonte D´Oro, una empresa gastronómica local, y en Zárate, junto a Aramark nuestro proveedor de comida, para donar a personas en situación de vulnerabilidad.

Por último, se asociaron con la PyME quilmeña 4E Ambiente Consciente y La Ciudad Posible (empresa B) para producir y donar 600 camas de PET reciclado para entregar al municipio de Quilmes y a la Ciudad de Buenos Aires.

Momentos como el que estamos viviendo exigen un accionar comprometido, solidario y articulado por parte de todos los sectores de la sociedad. En Quilmes están convencidos de que entre todos, lo damos vuelta.

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.