Juan Martín Allende: un abogado que fue también un emprendedor

(0)
25 de octubre de 2019  

Admirador de Winston Churchill, emprendedor, empresario agropecuario y escritor, Juan Martín Allende fue mucho más que un abogado de extensa trayectoria y formación tanto en la Argentina como en los Estados Unidos.

El martes último, a los 95 años, murió en Buenos Aires, dejando tras de sí una extensa trayectoria en la abogacía y la actividad productiva. Casado con Blanca Escobar, formó una amplia familia de cuatro hijos, 15 nietos y 24 bisnietos.

Había nacido el 19 de febrero de 1924, en Córdoba, en una familia casi fundacional de esa provincia. Su padre, Juan Martín Allende, dejó un sello indeleble en la formación médica porque no solo fue decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba, sino que creó la Escuela de Auxiliares de la Medicina, el Instituto de Biología Celular, la escuela de Enfermería, la Biblioteca y las cátedras de Bioquímica, Medicina Legal y Anatomía Quirúrgica.

Juan Martín Allende eligió la Universidad de Buenos Aires (UBA) para estudiar abogacía, de donde egresó en 1947, y luego hizo un máster en Derecho Comparado en la Universidad de Nueva York, en 1948, y trabajó en el estudio norteamericano Breed, Abbot y Morgan. Por ese bufete de abogados también pasó Teodosio Brea, que además había estudiado en la Universidad de Nueva York.

Nueve años más tarde, junto con Brea fundaron el estudio Allende & Brea, que salvo la materia penal, desplegó su trabajo en torno de cuestiones legales sobre arbitraje y mediaciones, fusiones y adquisiciones de empresas, concursos, quiebras y reestructuraciones, energía y recursos naturales y demás ramas de la profesión como problemáticas de familia.

Cuando celebraron los 50 años del estudio, en 2007, Brea recordó que con Allende se habían planteado principios éticos indiscutibles para el ejercicio de la profesión y el desarrollo del estudio, decidieron impulsar a jóvenes abogados, muchos de los cuales también estudiaron en los Estados Unidos, incursionaron en la tecnologización de las tareas laborales y fueron "los primeros en cobrar el trabajo en función del tiempo empleado".

Aunque habían tomado la decisión de retirarse del estudio, como sucede con los bufetes estadounidenses en los que los socios mayoritarios dan un paso al costado, Allende no optó por la tranquilidad de una jubilación, sino que inició una etapa empresarial que lo llevaría a crear uno de los productos más exitosos de bebidas sobre la base de soja. En La Cocha, Tucumán, creó en 1988 la fábrica AdeS (acrónimo de Alimento de Semillas), que tuvo un amplio éxito comercial y en pocos años pasó de manos hasta ser adquirida por Coca-Cola. En la actualidad, es líder en su rubro en América Latina, y España se convirtió en la primera plaza del mercado europeo.

Su admiración por el primer ministro británico que lideró la ofensiva aliada contra el régimen nazi en la Segunda Guerra Mundial lo llevó a escribir Winston Churchill, visto por un sudamericano (2006). Y también escribió El diálogo, El arte de ser bueno, el arte de ser justo y La solidaridad ¿es dura? Fue inhumado en el Parque Memorial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.