La Maratón de Buenos Aires tendrá más de 10.000 corredores y un puñado de "liebres"

Martín Dhers, uno de los participantes de la Maratón de Buenos Aires
Martín Dhers, uno de los participantes de la Maratón de Buenos Aires
Ezequiel Brahim
(0)
21 de septiembre de 2019  • 00:33

La Maratón de Buenos Aires, conocida como la más convocante de América Latina, agrupará nuevamente sobre la avenida Figueroa Alcorta a más de 10.000 corredores, lo que nadie sabe es que camuflados entre los atletas de musculosas coloridas, habrá una decena de "liebres". Los 42k de Buenos Aires que se largan este domingo a las 7 de la mañana, tendrán de todo. Un puñado de los mejores atletas africanos del momento, cantantes famosos y bandas empujando las zancadas con música, decenas y decenas de patinadores con cardiodesfibriladores en sus espaldas. Realmente de todo, y dentro de esa multitud movilizada tras la "bandera" del running, habrá un grupo de valientes que llevaran una verdadera bandera a sus espaldas y serán las, famosas para algunos, desconocidas para otros: liebres.

Es que la mayor distancia del atletismo olímpico, los 42.195 metros no es una prueba que se pueda tomar a la ligera. Para los mejores del planeta supone un poco más de dos horas corriendo, para la gente de a pie suele llevar entre tres y cuatro horas y para los últimos que empujan un cuerpo que se resiste a completar la carrera, el reloj llega a marcar más de seis horas. Todo un desafío físico y también mental. En ese aspecto aparecen las "liebres" como superhéroes. Es que son corredores con una misión muy específica: ayudar a los otros corredores. Trotarán junto a ellos con una bandera amarrada a sus espaldas con un número donde indican a qué velocidad van. Su compromiso es mantener esa velocidad constante toda la carrera para ayudar a otro a marcar un ritmo parejo, la estrategia ideal para lograr el sueño de todo maratonista: su mejor tiempo posible.

"Me gratifica mucho poder ayudar a los atletas", cuenta Claudio López "ver sus logros en la línea de llegada", su misión será concluir la maratón en 3h52m04s, y si quiere dejar a todos sus seguidores contentos, que no sea ni un segundo más, ni un segundo menos. "Soy muy prolijo en mis entrenamientos para obtener los objetivos deseados", afirma López, por eso la función de marcar el ritmo es parte de su forma de correr. Además de que tiene una marca personal de 3h24m en la maratón y eso le da un margen de seguridad. "Y la hice sin ninguna liebre", asegura Claudio.

Martín Dhers, uno de los participantes de la Maratón de Buenos Aires
Martín Dhers, uno de los participantes de la Maratón de Buenos Aires

Este año, al mirar el reloj de la llegada, al menos los corredores de punta, recibirán la medalla de finisher de varias glorias del atletismo nacional. Juan Pablo Juárez (dueño de la segunda mejor marca argentina de todos los tiempos y ganador de la prueba en 1989), Sandra Torres Alvarez (olímpica en Atenas 2004 y ganadora tres veces), Herman Oscar Cortinez (olímpico en Sidney 2000 y ocho veces campeón nacional de maratón) e Iris Fernández (la primera argentina en correr un maratón). Así como estos procers de la distancia se llevarán el cariño del los atletas de punta a los que premien. Las liebres tendrán el reconocimiento de los amateur que logren acompañarlos hasta el final. "Es impagable cómo te agradece", cuenta López "la expresión en sus caras es impresionante".

Sobre los atletas de punta internacional se destacan el keniano Evans Chebet y su compatriota Rodah Jepkorir Tanui, no serán nombres muy conocidos, pero quizás los mejores argentinos anotados en la línea de largada si suene más en los medios empujados por el crecimiento del running. Joaquín Arbe, el esquelense que llegó por delante de todos los argentinos hace cuatro semanas en la media maratón de Buenos Aires logrando la tercera mejor marca de nuestro historial es uno de los candidatos. También se anota la argentina que logró hacer lo mismo en los 21k, la correntina radicada en Brasil, Marcela Gómez. Se le suman Luis Molina (olímpico en Río 2016), Eulalio Muñoz (quien logró el segundo mejor debut argentino en maratón de todos los tiempos y ahora viene por su segunda experiencia), Daiana Ocampo (flamante campeona sudamericana de media maratón), las olímpicas María de los Ángeles Peralta y Rosa Godoy. A ellos se suman 40 más de los mejores atletas del subcontinente representando a nueve países. Es que además la carrera será Campeonato Sudamericano y con los Juegos Olímpicos a menos de un año, nadie quiere perder los valiosos puntos que otorga el evento para la clasificación a Tokio 2020.

Con ambiciones menos olímpicas y más terrenales, los amateurs que se ayudan en las "liebres" tendrán cinco opciones distintas de ritmos para seguir. Otro de los "abanderados" será Martín Dhers, profesor de tenis y maratonista experimentado. "Cuando los estás pasando te dicen: por favor no me pases", cuenta Dhers "pero la liebre no es otra cosa que el paso del tiempo". Para la gran mayoría que no lucha por llegar primero, el tiempo es el principal factor en una carrera. "He llegado a hacer 7 carreras de liebre en un año. Hay corredores que te pegan y te charlan, te hacen preguntas, otros van sin hablar pero te das cuenta que te van siguiendo porque te miran constantemente".

A media que pasan los kilómetros, que ya rodean el estadio de Boca Junios, cruzan a los pies del obelisco y zigzaguen junto a la Casa Rosada, la distancia empieza a mostrar su rigor. "Para la persona que te sigue el esfuerzo es enorme y la motivación que trae atrás es una preparación de meses de entrenamiento, por eso es muy importante el aliento que se le puede dar", explica Martín "pero con cuidado de no exigir a alguien que ya no puede más. Pasados los 32km se pone picante la cosa".

El vínculo con el running y el tenis Dhers lo transfirió a su hija. Nicole Dhers es la número uno del mundo junior en tenis adaptado. "Con Nicole hemos largado juntos muchísimas carreras, empezamos por las más cortas y hemos llegado ya varias medias maratones", cuenta Martín. A pesar de que el foco de Nicole hoy está en el tenis, su padre aún tiene una cuenta pendiente para ambos. "Mi ilusión es correr con ella una maratón completa, no sé cuándo aún", confiesa Martín "pero se va a dar pronto".

Así, entre una decena de miles de maratonistas y un puñado de "liebres" infiltradas se entretejen los sueños que irán tomando color de realidad a medida que el amanecer porteño del domingo ilumine la Maratón de Buenos Aires en todo su esplendor.

https://www.lanacion.com.ar/sociedad/marcela-gomez-la-mejor-argentina-del-circuito-porteno-nid2281407

https://www.lanacion.com.ar/sociedad/records-de-tiempos-en-la-carrera-mas-convocante-de-america-latina-nid2281406

https://www.lanacion.com.ar/deportes/nicole-dhers-conmovedora-historia-chica-llego-al-nid2236637

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.