La universidad debatió su futuro frente a la velocidad de la tecnología