Más control sobre la pirotecnia ilegal

El Renar fiscaliza la comercialización de esos productos; sanciones más graves para vendedores de material clandestino
(0)
17 de diciembre de 2001  

Los fuegos artificiales son sinónimo de fiestas y también de alegría, de brillo y color. Sin embargo, el mal uso de pirotecnia ha teñido esa magia con heridas graves o muertes.

En los últimos años, la cantidad de heridos por accidentes con fuegos artificiales ha bajado notablemente: durante 2000 se registraron 620 mientras que el año anterior más de 700 habían sufrido heridas por la incorrecta manipulación de petardos o cañitas voladoras. Hoy, frente a la crisis económica, se estima que podrían ser más las personas que recurran a material ilegal, de mucho menor precio, por lo que la preocupación es mayor que en otros años.

Para que en estas fiestas el número de heridos sea aun menor, el Registro Nacional de Armas (Renar) se apresta a lanzar una campaña de educación pública -con el lema"La mirada del adulto protege al niño evitando accidentes"- por medio de avisos publicitarios en radio, televisión y de afiches en las calles para prevenir y esclarecer las verdaderas causas que originan accidentes atribuidos al mal uso de fuegos artificiales.

"Las empresas que trabajan legalmente se ven muy perjudicadas por la venta ilegal. El control es la única salida para terminar con la ilegalidad. Este es un trabajo de todos: el Renar controlará la elaboración y la comercialización de los productos, pero el usuario es el que debe exigir que le vendan pirotecnia legal y leer las instrucciones antes de usarla", aseguró el director del Renar, Gregorio Pomar.

A partir de enero último, por medio del decreto 37/01 del Poder Ejecutivo Nacional, el Renar asumió la responsabilidad de controlar la producción, importación, comercialización y habilitación, tanto de productos como de bocas de expendio. Uno de los primeros puntos que tuvo en cuenta el organismo fue la reestructuración de varias de las normas en vigor hasta ese momento.

De esta forma, la venta queda estrictamente prohibida para los menores de 16 años. Además, los locales que deseen vender petardos o cañitas voladoras tendrán que presentar una declaración jurada en la que se exige que los negocios cumplan con determinadas condiciones mínimas de seguridad.

Los locales autorizados por el Renar deberán poseer un cartel de habilitación, que debe colgarse en un lugar visible, cercano a los productos exhibidos.

Debido a que a partir de este año el Renar es el responsable del material pirotécnico, algunos productos todavía van a tener la inscripción de Fabricaciones Militares (FM). Desde el año próximo, sólo aquellos que tengan la inscripción del Renar van a poder estar a la venta.

Según las nuevas disposiciones, el local podrá comercializar una determinada cantidad de pirotecnia dependiendo de la superficie del negocio y, anualmente, el vendedor deberá reinscribirse para estar nuevamente habilitado.

Cuidados

No todo termina aquí. Después de haber fiscalizado la elaboración, los inspectores del Renar serán los encargados de verificar si los comerciantes respetan las normas vigentes. De no ser así, se decomisará la mercadería y se intimará al comerciante a regularizar su situación en 72 horas. Si durante ese tiempo los vendedores no pusieron en regla su situación, el inspector podrá clausurar el local en cuestión.

"Las medidas que ha dispuesto el Renar han sido decididas juntamente con las empresas para poder lograr el mejor de los resultados. Lo más importante es que el usuario esté informado sobre los riesgos que corre al manipular pirotecnia ilegal", aseguró a LA NACION el secretario de la Cámara Argentina de Empresa de Fuegos Artificiales (Caefa), Mario Ruschin.

Aunque parezca una obviedad, lo cierto es que pocas personas leen adecuadamente las instrucciones que cada producto trae en su exterior antes de usarlo; así, sufren accidentes que podrían haberse evitado fácilmente.

El 0800-999-3293 es la línea gratuita que el Renar dispuso para que la gente pueda hacer cualquier consulta y despejar dudas. Se puede obtener información sobre las medidas de prevención, los fabricantes y los distribuidores de pirotecnia habilitados y cómo reconocer el producto autorizado por el organismo.

Según el director de Fuegos Artificiales de la empresa Júpiter, Enrique Gallo, "las nuevas reglamentaciones salvan el vacío que existía hasta el año último. Fabricaciones Militares hacía bien su trabajo, pero tenía poco personal y era imposible cubrir todo. A partir de las nuevas disposiciones comenzará a cerrarse el círculo clandestino, que es lógicamente el que más perjudica a los fabricantes legales", aseguró.

Diferencias

Según un informe de Caefa, la pirotecnia clandestina se elabora con pólvora blanca, cuyos principales componentes son el clorato de potasio y el aluminio en polvo. La precaria fabricación que suelen tener estos productos facilita la pérdida de mezcla pírica, que, al quedar expuesto o por el simple roce, se propaga al resto del material, con lo que produce su total descomposición.

Los fabricantes clandestinos generalmente elaboran artificios de estruendo (petardos, rompeportones y bombas). El blanco metalizado identifica su origen clandestino. Al detonar, producen más ruido que los legales. Los productos autorizados están hechos con pólvora negra o mezclas píricas de poca sensibilidad, cuya característica principal es la deflagración y no la detonación.

Al adquirir cualquier artificio pirotécnico, es imprescindible verificar que tenga impreso el número correspondiente a su fabricante y la autorización del Renar.

Frecuentemente, es muy sencillo verificar la clandestinidad del producto: basta con mirar la rusticidad del artículo, la mala calidad del envoltorio y la falta de identificación.

Emergencias

Hospital de Oftalmología Santa Lucía: el teléfono es 4941-5555. Está situado en San Juan 2021, en la ciudad de Buenos Aires. Es uno de los hospitales en los que habitualmente se concentra la mayor cantidad de heridos por el mal uso de pirotecnia, tanto en la Navidad como durante los festejos de fin de año.

Hospital del Quemado: funciona en Pedro Goyena 369, en esta ciudad. Su teléfono es 4923-3022 o 4923-4223.

Hospital de Oftalmología Lagleyze: el teléfono es 4581-7766 y está situado en Juan B. Justo 4151, en la Capital.

Defensa Civil: el número telefónico de emergencias es el 103. Allí se atiende las 24 horas.

Urgencias médicas: el teléfono es el número 107.

La esperanza que nace

“Este año, para nosotros, los argentinos, es la oportunidad de acercarnos al verdadero significado de esta festividad, que debe ser vivida como el nacimiento de la esperanza”, dijo Aída, una de las participantes del foro abierto por LA NACION para que sus lectores intercambien mensajes navideños.

Entre los hechos que motivarán nuestra esperanza está “el milagro del amor y de la solidaridad (...) Aunque levantemos una copa de agua, aunque estemos solos, brindemos y asumamos el compromiso de dejar de lado el «no te metás»”, afirmó.

En palabras...

Otro lector buscó en las palabras del compositor José Larralde una forma de ilustrar el sentido de estas fiestas: “Cuánta ternura y esperanza encierra Navidad tu canto. Cuánta dulzura de infinito derramada sobre la timidez del alma”.

LA NACION ofrece a los lectores un espacio para intercambiar mensajes de buenos deseos; la dirección es http://foros.lanacion.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.