Santiago del Estero: investigan a una médica por no aplicar la ley de interrupción del embarazo a una niña víctima de una violación

La Ministra de Salud provincial, Natividad Nassif, aseguro que la madre de la menor "se negó al aborto y que ella criará al bebé"
La Ministra de Salud provincial, Natividad Nassif, aseguro que la madre de la menor "se negó al aborto y que ella criará al bebé"
Leonel Rodríguez
(0)
20 de mayo de 2020  • 20:39

Santiago del Estero.- Investigan a una médica santiagueña por la supuesta adulteración de documentación con el fin de evitar la realización de la interrupción legal del embarazo de una menor de 12 años, víctima de una violación . El caso tomó fuerte repercusión nacional y abrió nuevamente el debate sobre el aborto.

Distintas organizaciones se expresaron repudiando este supuesto accionar de la doctora María de los Ángeles Pereyra, la profesional de la salud sindicada de haber falseado el tiempo de gestación del embarazo de la niña de 12 años indicando que tenía un embarazo de 26 semanas cuando en realidad era de 20.

La Ministra de Salud de la Provincia, Natividad Nassif, reconoció que se está llevando adelante una investigación para estimar la responsabilidad de la doctora Pereyra, al tiempo que indicó que en su momento "se les ofreció la interrupción del embarazo, pero la mamá de la menor dijo que la nena iba a dar a luz y que ella se haría cargo de la crianza del bebé".

En un informe con fecha del 26 abril la médica María de los Ángeles Pereyra, a cargo de la UPA N°3 (Unidad Primaria de Atención) del Barrio Villa Griselda de La Banda, la segunda ciudad en importancia y a 7 kilómetros de la capital santiagueña, da cuenta de que la menor cursaba un embarazo de 26 semanas, algo que distintos colectivos y agrupaciones feministas afirman que "es mentira, ya que manipuló la edad gestacional que era de 20 semanas y no de 26".

En el mismo informe la doctora Pereyra indica que la niña de 12 años afirma "haber estado de novia con un joven, y ahora ya no, negando la identidad del mismo", además de detectarle "antecedente de transgresión alimentaria", para la cual se le indica "dieta y seguimiento, programándose control obstétrico", siendo este último punto muy criticado por las organizaciones a favor de la despenalización del aborto.

En diálogo con LA NACIÓN, la Ministra Nassif, afirmó que "en la provincia siempre se actúa de acuerdo al Artículo 86, pero si el padre o tutor no autoriza la interrupción, como en este caso, el sistema de salud no puede hacer más nada" y agregó: en la entrevista psicológica y con el profesional médico la madre de la niña embarazada dijo que no haría el aborto, que seguiría con el embarazo y que se haría cargo del niño".

La funcionaria santiagueña adelanto también, en relación a la actuación de la doctora Pereyra de la UPA N°3: "Estamos investigando y si se advierte algún grado de responsabilidad vamos a actuar en consecuencia".

Marisa Graham, Defensora Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes, se refirió a este caso y afirmó que lo "conocía desde sus inicios" y que "hay un cúmulo de incumplimientos, más allá de la ILE, del derecho de la niña a ser informada, y el derecho de la madre".

"La niña tenía 20 semanas de embarazo y le dicen 26. No se da aviso al Ministerio de Salud, ni a la Dirección de Infancia que tiene que intervenir, porque hay una niña abusada. Y tampoco se hace la denuncia en la comisaría del Menor y la Mujer", explicó Graham.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.