Seis cartas y mil rituales de una familia que quedó destrozada por el suicidio