Tres meses sin noticias sobre Fernanda Aguirre

(0)
26 de octubre de 2004  

PARANA.- María Inés Cabrol cumplió ayer 41 años en San Benito, pero sintió que nada tenía para festejar. Es que ese mismo día se cumplían tres meses de su calvario, de aquel 25 de julio en que un homicida secuestró a su hija Fernanda, de la que no hay noticias.

Los montes donde se presume que la estudiante de 13 años estuvo secuestrada y amarrada a un tronco cambiaron ya completamente su aspecto con la primavera. Las ramas desnudas se muestran desbordantes de follaje, las tunas están cubiertas de flores anaranjadas y las espigas del trigo pintan doradas.

La causa, en cambio, sigue igual: no hay pistas sobre el paradero de Fernanda Aguirre. Para la Justicia, la raptó Miguel Lencina, un reo condenado por homicidio que cometió el hecho durante una salida transitoria y luego se suicidó en la cárcel, y que el rescate de 2000 pesos por Fernanda lo cobró la mujer de Lencina, Mirta Chaves.

Ayer hubo una misa al mediodía y una marcha organizada por compañeros de la niña y otros alumnos de las escuelas de San Benito. A las 20 se repitió la misa, y pocos vecinos marcharon nuevamente y rezaron plegarias por las calles de la ciudad.

Al salir de misa, María Inés no hizo más que repetir su frase de siempre: "Sólo queremos que encuentren a Fernanda, no nos importa en qué juzgado esté la causa; yo sé que ella está viva".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.