Una familia denuncia intoxicación con monóxido de carbono en un famoso apart hotel de Mar del Plata

Los afectados por el hecho terminaron en el hospital y ahora, ante la indiferencia del complejo hotelero, quieren advertir a los turistas para que no sufran algo similar
Los afectados por el hecho terminaron en el hospital y ahora, ante la indiferencia del complejo hotelero, quieren advertir a los turistas para que no sufran algo similar
Germán Wille
(0)
4 de enero de 2020  • 17:30

Un grupo familiar conformado por tres adultos y cinco menores que se alojaban en uno de los departamentos del Apart Hotel Torre de Manantiales en Mar del Plata denunciaron que en el lugar se intoxicaron con monóxido de carbono y que se salvaron de morir de milagro, gracias a la ayuda de unas vecinas del lugar.

"¡Un horror! Casi nos morimos con monóxido de carbono ocho personas, tres adultos y cinco niños, vacacionando en Torres de Manantiales", escribió en su cuenta de Facebook Celina Piñero, una de las víctimas de la intoxicación ocurrida en el famoso apart hotel marplatense el pasado 14 de diciembre.

Habían ido allí a pasar unos días. Parte de la familia venía de Concepción, Tucumán, y otra parte de San Isidro. El grupo estaba compuesto por Clara Chiappe, su hermano Agustín, y la pareja de su hermano, autora del posteo, Celina Piñero. Los hijos de Clara eran tres y los de Celina, dos. Todos menores. Se alojaron en un dúplex con la numeración 7°C y 8°C del complejo Manantiales.

Celina relata en su cuenta de Facebook lo desesperante del momento sufrido: "Una chiquita de 4 años se desmayó y no despertaba, otra de 7 vomitó y otra convulsionó temblando y con dolor de pecho. Terminamos internados. Unos con 15% de monóxido de carbono en sangre, los más chicos 8/10 por ciento, y yo 25 por ciento".

Una de las menores en el hospital tras la intoxicación
Una de las menores en el hospital tras la intoxicación

Una vecina acudió a socorrerlos

Fernanda Lissarrague era circunstancialmente vecina del departamento de las familias en el complejo ubicado en la calle Alberti y fue heroína en esta historia. Ella se encargó de auxiliar a los miembros de la familia antes de que el asunto concluyera en una tragedia.

"Escuchamos con una amiga los gritos y salimos para ver qué pasaba. Vimos que una mujer estaba tirada en el piso, que no se podía levantar, una chiquita estaba totalmente inconsciente, dos pudieron bajar solas, pero a una la tuve que arrastrar al ascensor y ahí pedí una ambulancia", cuenta Lissarrague a LA NACION.

"Pudimos bajar al lobby del hotel a esperar la ambulancia -continua el relato la mujer que socorrió a la familia- y la verdad es que desde el hotel no hicieron nada, salió una señora solamente para increparnos y decirnos que seguramente se habían intoxicado con la comida en algún lugar, que no podía ser intoxicación por monóxido".

"En realidad, hubo un gerente del lugar que nos acompañó al lugar y estuvo con nosotros hasta que nos fuimos, pero cuando le pedimos que nos demuestren que iban a evaluar el estado del gas de los departamentos y que queríamos una disculpa, ahí desapareció", cuenta Clara Chiappe, una de las otras damnificadas.

"Una pesadilla"

"Fue una pesadilla. Nos arruinaron las vacaciones. Todo por mal mantenimiento. Nos podríamos haber muerto dormidos", continúa el posteo de Piñero en Facebook.

"Lo que causó la pérdida del monóxido fue un calefón que estaba en la cocina y tenía una ventanita cerca -cuenta Chiappe-. Yo todas las noches, mientras todos se bañaban, abría la ventanita y la última vez no lo hice. Y ahí fue que sufrimos la intoxicación".

"Desde que pasó el hecho ellos están tratando de que el hotel reaccione, que hagan una inspección y la verdad es que ni le atienden el teléfono. Mandaron una carta documento y no les dan bolilla. La desesperación de ellos es que empieza la temporada ahora y le puede pasar a otra familia", cuenta Lissarrague.

Clara Chiappe estaba con sus tres niños en el momento en que se intoxicaron
Clara Chiappe estaba con sus tres niños en el momento en que se intoxicaron

La familia fue trasladada inmediatamente el día del hecho a la Clínica del Niño y la Madre, ubicada en la Avenida Colón de Mar del Plata, y allí comprobaron que se encontraban intoxicadas con monóxido de carbono.

En redes sociales, Piñero y otros familiares del grupo que sufrió lo que casi se convierte una tragedia compartieron imágenes de los menores tendidos en camas de hospital con mascarillas de oxígeno sobre sus rostros.

El camino de las denuncias

Las Torres están muy mal mantenidas, pero no caímos en la cuenta que el mal mantenimiento no es solo una cuestión estética, sino de seguridad, ya que de tener evaluados que los aparatos a gas funcionen bien esto se podría haber evitado. Dudo que este sea el único con producción de monóxido. Yo no vuelvo más y recomiendo no arriesgarse", finaliza el mensaje de Piñero en Facebook, en el que pide a compartir la historia para que la gente "que reservó este verano lo sepa".

Chiappe cuenta el recorrido que hicieron para intentar llamar la atención por lo que había pasado: "Fuimos a la policía, pero no tomaron la denuncia, diciendo que no era penal. Mi marido fue a Enargas y lo mandaron a la distribuidora Camusi. Fueron, evaluaron ese departamento y vieron el calefón que desprendía monóxido y lo confiscaron. Pero solo ese".

"Ningún ente multa o controla al hotel. Llamé a medio planeta. Siento impotencia. Estuvimos a nada de morir y nadie hace nada para evitar que se repita", concluye la mujer.

Qué dijeron desde Manantiales

LA NACION se comunicó con los responsables del complejo Torre de Manantiales para conocer su opinión sobre la situación y el estado de los edificios involucrados. Al respecto, se limitaron a responder: "Los inconvenientes sucedidos el día 14 de diciembre en el departamento 7°C fueron subsanados. De todas maneras en forma precautoria la unidad fue retirada del servicio desde entonces", y acto seguido "ratificaron su compromiso con los clientes".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.