Lengua sintética: crean una réplica con una impresora 3D para testear alimentos

Creado con una impresora 3D, el molde los agujeros para las papilas artificiales desarrolladas para crear un prototipo de lengua artificial que se puede utilizar para testear alimentos y bebidas
Creado con una impresora 3D, el molde los agujeros para las papilas artificiales desarrolladas para crear un prototipo de lengua artificial que se puede utilizar para testear alimentos y bebidas
(0)
27 de octubre de 2020  • 15:02

Científicos de la Universidad de Leeds desarrollaron un prototipo de lengua sintética con una impresora 3D con el objetivo de crear una herramienta de testeo para la industria alimenticia. Este modelo, que emula la forma, elasticidad y humedad del órgano muscular humano, permitirá estudiar las reacciones de prueba de bebidas y alimentos de forma segura.

Esta lengua biométrica permitirá realizar diversos ensayos preliminares de diferentes industrias sin necesidad de depender de la intervención humana. Su creación debió superar diversos obstáculos propios al emular las sofisticadas características de la lengua mediante el uso de una impresora 3D.

Para crear la lengua sintética se tomaron muestras de 15 voluntarios, que tuvieron que estar dos horas sin comer ni beber
Para crear la lengua sintética se tomaron muestras de 15 voluntarios, que tuvieron que estar dos horas sin comer ni beber

"Recrear la superficie de la lengua humana fue todo un desafío, ya que cuenta con cientos de pequeñas estructuras que forman las papilas. A su vez, es un órgano que posee una textura rugosa, acompañada por un tejido suave", dijo Efren Andablo-Reyes, investigador de la Facultad de Ciencias de la Alimentación y Nutrición en Leeds, sobre las dificultades que enfrentaron al momento de recrear el prototipo con una impresora 3D.

La lengua biomimética creada con una impresora 3D y un polímero que emula el tejido humano
La lengua biomimética creada con una impresora 3D y un polímero que emula el tejido humano

El modelo fue desarrollado en base a la sección dorsal anterior de la lengua, donde se encuentran varias de las papilas que contienen los receptores del gusto, que juegan un papel clave combinado con la humedad de la saliva. Una vez que la lengua sintética fue impresa en 3D se utilizaron diferentes combinaciones de fluidos para emular el ambiente que posee el músculo en la boca de los humanos.

Además de ser un recurso útil para encontrar tratamientos para los malestares de la boca seca, que afecta al 10 por ciento de la población, esta lengua sintética también puede ser empleada en la industria farmacéutica y alimenticia. "Puede funcionar como una herramienta mecánica para detectar falsificaciones de alimentos y bebidas, además de garantizar la seguridad en la cadena de producción", dijo Anwesha Sarkar, otro de los científicos involucrados en la investigación, aunque el principal foco de esta réplica mecánica busca comprender el funcionamiento de la lengua humana en los procesos del habla y la alimentación.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.