Primer encuentro con el Samsung Galaxy S7

Pudimos probar un rato el nuevo smartphone estrella de la compañía, y te contamos nuestras primeras impresiones
Ricardo Sametband
(0)
23 de febrero de 2016  • 00:16

Video

BARCELONA.- Después de su presentación en sociedad el último domingo, adelantándose al inicio del Congreso Mundial de Móviles ( donde hubo toda clase de anuncios), tuve la oportunidad de probar -por un rato- el Samsung Galaxy S7, en sus dos versiones: de 5,1 pulgadas (con la pantalla plana tradicional), y de 5,5 pulgadas (el Edge, con una pantalla cuyos bordes laterales se curvan hacia atrás; no hay, por ahora, versión de 5,1 pulgadas con pantalla curva).

Corrección de errores

Dos breves conclusiones antes de una reseña más extensa: la primera, que Samsung corrigió todo lo flojo que tenía el S6, y mantuvo lo que estaba bien, y el resultado es excelente. El S7 se siente más más cómodo en la mano, sobre todo el Edge, que ahora tiene los laterales más redondeados. No se nota la unión del vidrio y el metal y es muy compacto para su tamaño. Aumentó la capacidad de la batería (habrá que ver si alcanza; 3000 mAh para el S7 normal y 3600 mAh para el S7 Edge), tiene expansión de memoria (a expensas del puerto infrarrojo, que desaparece) para mejorar los 32 GB de base (25 GB libres para el usuario), y mantiene la excelente pantalla de ultra alta resolución (QHD, como el modelo anterior).

La segunda, que aún con esos aciertos, el S7 no representa un avance muy grande sobre el S6; aunque estas mejoras graduales ya suceden hace años, cada tanto hay cambios más grandes (como del S5 al S6, en que modificaron el diseño, cambiaron el sensor de huellas digitales por otro notoriamente mejor, etcétera) que justifican comprar el modelo siguiente al propio.

¿Es mejor el S7 que el S6? Sin duda, y en todo (y es un firme candidato a estar entre los mejores del año), pero salvo que alguien sea un fanático de la tecnología o tenga mucho dinero, las mejoras, aunque visibles, son un paso más, no un salto fundamental. Sí es un gran paso para quienes vengan de un Galaxy S5 o un smartphone de ese calibre. Dicho sea de paso, esto mismo puede decirse del flamante LG G5, del iPhone 6S o del Xperia Z5 sobre sus antecesores inmediatos.

La cámara

La cámara del Galaxy S7 es espectacular. La del S6 es muy buena; ésta es mejor, aunque tenga un poco menos de resolución (de 16 a 12 megapixeles): compensa con la lente de mayor apertura (f/1.7), el autofoco inmediato y la mejor sensibilidad con poca luz, lo que permite fotos de noche con mucho menos ruido y tonos más vivos.

El modelo Edge sigue ofreciendo más pinta que conveniencia, y tanto Samsung como LG desperdiciaron una posibilidad con las notificaciones en la pantalla bloqueada. Sí, ahora el teléfono es más que nunca un reloj (muestra siempre la hora y la fecha; la pantalla sólo se apaga cuando está boca abajo o en un bolsillo). Pero las notificaciones (de llamadas perdidas, mensajes de chat, correo electrónico, etcétera) son iconos sin interacción; Motorola sigue estando un paso adelante en este punto con su línea Moto.

El procesador

El procesador es muy veloz, pero es lo que menos se nota (es raro encontrar un teléfono de alta gama de los últimos años, de la marca que sea, que se sienta lento). Algunos problemas de Android siguen estando -un leve tironeo al hacer scroll por una lista- pero más allá de eso todo funciona muy bien, y la carga de aplicaciones es muy rápida.

Una incógnita es el sistema de enfriamiento pasivo que la compañía incluyó para el procesador (agua dentro de una chapa hueca que va pegada al chip; su evaporación y posterior condensación en otra zona del teléfono ayudan a enfriar el chip). Ni LG ni Sony -que tienen teléfonos con el mismo procesador, un Snapdragon 820- usan algo así. Sí lo usa Microsoft con el Lumia 950, pero con el Snapdragon 810, que tenía reputación de "caliente". No debería jugar en contra, pero no deja de ser una rareza. En cualquier caso, al país vendrá la versión con el Exynos 8890, que también tiene muy buen rendimiento en las pruebas de laboratorio (y tiene 4G, como el Exynos del S6).

¿Cuándo llegará al país? Samsung no dijo, pero lo más probable es que sea para mediados de año.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.