Un traje permite sentir los efectos de un videojuego de acción en primera persona