Una empresa creó un delfín robot que podría terminar con la vida en cautiverio de miles de animales