Windows 8: ¿conviene actualizar?

Una computadora portátil híbrida de Toshiba con Windows 8, el renovado sistema operativo de Microsoft
Una computadora portátil híbrida de Toshiba con Windows 8, el renovado sistema operativo de Microsoft Fuente: Archivo
Esta semana saldrá a la venta el nuevo sistema operativo para PC; ventajas y desventajas de su nuevo método de uso; cuándo saldrá la actualización
Ricardo Sametband
(0)
22 de octubre de 2012  • 17:02

El jueves Microsoft presentará, finalmente, Windows 8. Lo hará en una semana (y algo más) en la que sus dos principales competidores harán sendos anuncios . Es, por lejos, la mayor apuesta de la compañía que muchos aman odiar, y necesita que sea un éxito -algo que no está asegurado- para seguir manteniéndose relevante en un mundo en el que las tabletas y los móviles son los protagonistas, mientras las PC pierden fuerza.

Así, Windows 8 trae un cambio monumental para Microsoft: después de 17 años, la interfaz gráfica clásica de Microsoft, que en Windows nació con la versión 95, con el botón de inicio, la barra de tareas y las múltiples ventanas en el Escritorio virtual, cederá su lugar de privilegio a la nueva interfaz orientada a las pantallas táctiles, conocida hasta hace no mucho como Metro. El Escritorio y las ventanas siguen ahí, a un clic de distancia, pero ya no son el centro de la PC.

La buena noticia es que los requerimientos de hardware de Windows 8 son similares a los de Windows 7: como mínimo, chip a 1 GHz, 1 GB de RAM y una pantalla de 1024 x 768 pixeles (en una netbook funciona sin mayores inconvenientes, pero no se podrán agregar aplicaciones para Metro sin usar un monitor externo, porque la resolución de las pantallas de las netbook es de 1024 x 600 pixeles). Por supuesto, un mejor hardware redundará en una experiencia más ágil.

Windows no es la única alternativa para una computadora de escritorio; siempre está la posibilidad de pasarse a Apple (aunque en este país los equipos de la compañía son caros) o probar con una distribución de Linux, no siempre más sencilla de usar que Windows, pero que tiene la ventaja de ser gratis.

Sin embargo, la enorme mayoría de los usuarios de PC sigue, para bien o para mal, optando por Windows. ¿Vale la pena entonces pagar 39,99 dólares ( más el 15% de adelanto a cuenta del impuesto a las ganancias ) para descargar la actualización de XP, Vista o 7 a W8, o 15 dólares (más el 15%) si la PC se compró entre el 2 de junio de este año y el 31 de enero de 2013? Depende.

Si ya tiene una PC que anda bien

Lo novedoso de Windows 8 (además de diversas optimizaciones que no serán directamente perceptibles por el usuario normal) es la nueva interfaz, con rectángulos coloridos que hacen las veces de accesos directos y widgets (es decir, son como pequeñas aplicaciones que hacen de antesala a la carga de un programa a pantalla completa).

Esta nueva vista se puede usar con un teclado y un mouse con bastante eficiencia, pero se pierde la mitad de la gracia: todo está hecho para tocar la pantalla y no se puede, lo que termina siendo un poco frustrante. Para aquellos que tengan una PC con Windows 7 o XP que funciona adecuadamente, y cuyo monitor no sea táctil, no tiene mucho sentido actualizar ahora.

Windows 8 implica, además, aprender a usar un nuevo sistema operativo, al menos en la parte de la nueva interfaz. No todos están dispuestos a abandonar los trucos y gestos aprendidos en la última década. Si un usuario no le vio sentido a pasar de XP a 7, difícilmente lo haga con Windows 8 (sobre todo si no actualizó demasiado su hardware).

Esta nueva vista se puede usar con un teclado y un mouse con bastante eficiencia, pero se pierde la mitad de la gracia, y puede terminar siendo un poco frustrante utilizarlo sin una pantalla sensible al tacto

Los que compraron alguna de las todo-en-uno que se vendieron en el país en los últimos años, y que tenían pantallas táctiles (en general, de 18 o más pulgadas), tienen con Windows 8 una muy buena opción para aprovechar ese hardware. En el Centro de Compatibilidad se explicita qué hardware y software es compatible con la versión de Windows 8 para PC; las todo-en-uno deberían serlo.

Quienes quieran aprovechar algunas de las ventajas técnicas que trae Windows 8 (sobre todo en la gestión de recursos disponibles, la mayor sincronización con la Nube y la posibilidad de correrlo desde un pendrive, entre otras cosas ), pero prefieren saltarse la intefaz más moderna pueden aplicar a algunas de las herramientas que ya mencionamos en otra ocasión , y que permiten cargar en forma directa el Escritorio tradicional. Algunos sitios sugieren que esto ya no es posible en la versión final, mientras que algunas empresas venden software que sí lo permite ; habrá que esperar a tener la versión final en las computadoras para verificar si Microsoft bloqueó el salto al Escritorio.

Si está pensando comprar una PC nueva

Aquí la opción más atractiva en el rubro PC es una computadora que tenga Windows 8 y pantalla táctil (antes que Windows 7), salvo que se tenga la plena seguridad de que el tema de las interfaces táctiles no es para nosotros. Aun así, y si el presupuesto lo permite, es preferible ir por un equipo con pantalla sensible al tacto: la opción de usarlo con el teclado y el ratón sigue estando siempre y si luego cambiamos de idea ya tendremos el display sensible.

Por ahora no hay casi fabricantes que en la Argentina estén ofreciendo notebooks con pantallas de este tipo, aunque esto seguramente cambiará en los próximos meses. En los Estados Unidos varias marcas ya anunciaron que ofrecerán equipos de este tipo, tanto ultrabooks (delgadas pero caras) como modelos más económicos.

a línea de dispositivos móviles de Samsung con Windows 8 se compone por una tableta y una PC híbrida que se complementa con el teléfono inteligente ATIV con Windows Phone 8
a línea de dispositivos móviles de Samsung con Windows 8 se compone por una tableta y una PC híbrida que se complementa con el teléfono inteligente ATIV con Windows Phone 8 Crédito: Gentileza Samsung

La nueva interfaz de usuario de Windows 8, además, está muy bien resuelta (aunque no es perfecta), es colorida y a la vez visualmente muy limpia y bastante sencilla de usar. Quienes usen Outlook.com tienen una primera aproximación a lo que ofrece. Se ajusta a los tiempos que corren, dominados por celulares y tabletas con pantallas táctiles; Microsoft intenta ofrecer lo mejor de dos mundos, integrando una opción de uso de este tipo y permitiendo que aquellos que prefieren el control tradicional tengan esa alternativa, algo especialmente notorio en los nuevos dispositivos convertibles, que se usan como notebook mientras es necesario el teclado y después se transforman en una tableta.

Mucha gente, no obstante, preferirá mantener la PC actual, postergar su actualización e invertir, en cambio, en un smartphone o una tableta, que también pueden servir para muchas de las tareas que antiguamente estaban confinadas a una PC.

Resta por ver, por otro lado, si las PC con pantallas táctiles son más convenientes que las tabletas que nacieron para la movilidad.

No todos los Windows son iguales

Microsoft ofrecerá tres versiones de Windows 8 . Todas se basan en el mismo núcleo (el mismo motor, si se quiere). Dos versiones, las estándar, corren sobre procesadores de Intel y AMD. Son las que funcionan en las PC tradicionales y pueden usar las aplicaciones creadas para Windows 7 o XP, además de los nuevos títulos que aprovechan la nueva interfaz gráfica, e incluso aplicaciones de Android . Se usará en PC de escritorio, notebooks, ultrabooks y tabletas. Una, profesional, está pensada para empresas; otra, para el hogar.

La tableta Surface de Microsoft, un hito en una compañía especializada en desarrollar software, tendrá en una de sus versiones la edición RT del Windows 8
La tableta Surface de Microsoft, un hito en una compañía especializada en desarrollar software, tendrá en una de sus versiones la edición RT del Windows 8 Fuente: AP

Una tercera versión, llamada RT, corre sólo sobre procesadores de tipo ARM, los mismos que dan vida a tabletas y smartphones con Android, iOS, Windows Phone, BlackBerry, Symbian, etcétera. Está pensado para competir, justamente, con Android y los productos móviles de Apple. Esta apuesta de Microsoft por el mundo móvil se reflejó en el anuncio de la Surface , el flamante dispositivo de la compañía que tendrá esta edición de Windows.

Viene con la misma interfaz de usuario nueva que tiene el Windows 8 para computadoras tradicionales (la que antes se llamaba Metro), las mismas herramientas nativas (cliente de e-mail y chat, navegador, visor de fotos, reproductor de música, una tienda centralizada de aplicaciones, etcétera) y es enteramente compatible con ella: los programas creados para este entorno funcionan igual en las tres versiones. Windows 8 RT trae, además, un Escritorio con ventanas, y un Office preinstalado con Word, Excel y PowerPoint. Pero no se pueden agregar aplicaciones nuevas a este entorno tradicional; la versión RT de Windows 8 sólo corre aplicaciones creadas para la nueva interfaz.

La conveniencia de comprar un equipo de este tipo por sobre una tableta iPad o un dispositivo con Android dependerá del atractivo que tenga la nueva interfaz para el usuario; sus competidores directos tienen, por ahora, una mucho más amplia oferta de aplicaciones y herramientas.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.