Quino ganó el Príncipe de Asturias