srcset

Turismo

Diez experiencias para vivir la magia de Disney en alta mar

Lucila Marti Garro
(0)
13 de octubre de 2019  

1- Bucear entre personajes naufragados y el submarino de Julio Verne, Nautilus

Al mirar un mapa, la isla de Castaway es un punto imperceptible de arena blanca y abundante vegetación rodeada de mar en Bahamas. Se trata de la isla privada de Disney, donde amarran los barcos que parten de Miami y Cabo Cañaveral. Su escollera abraza una bahía turquesa flúo, que contrasta con el agua exterior azul profundo. Tiene playa exclusiva para adultos, otra familiar, y una zona para hacer snorkel, donde hay tesoros sumergidos, incluyendo el submarino de la clásica atracción 20.000 Leguas de Viaje Submarino, y estatuas de Mickey y Minnie, entre otras.

La isla privada de Disney, en Bahamas
La isla privada de Disney, en Bahamas Crédito: Disney Cruise

Para la actividad se alquila un kit con salvavidas fosforescente, patas de rana y antiparras. La bahía es grande, y pasar por todas las atracciones subacuáticas puede demorar una hora. Este año Disney compró otra isla privada en las Bahamas, en la isla de Eleuthera, donde desarrollará un 20% de tierra para recibir a sus barcos como segundo destino propio.

2- Convivir con los personajes

Ya se sabe que en los parques de Disney, cuando aparece un personaje automáticamente se crea una cola. Pero en el crucero, la experien-cia es distinta. Si bien por ser famosas figuras, tienen sus puntos de aparición anun-ciados donde uno puede hacer la cola para la foto y el autógrafo (eso sucede en general en el salón principal), también deambulan abordo, aparecen intempestivamente en los clubs para chicos, o desembarcan en malla en la isla de Castaway.

Crédito: Disney Cruise

Blancanieves aparece entre los niños para contarles su propio cuento, Pluto lleva su almohada para la fiesta de los piyamas, o Goofy pasa sonámbulo en camisón para la risa de muchos. Hay que estar atento: tal vez el Pato Donald aparezca mientras juegue tejo y le pida participar, o se encuentre a Stitch que se sienta a su lado en la barra de Vista Café. Además es admirable lo completo que son sus vestuarios, siempre están vestidos acorde a la ocasión.

3- Viajar en una cabina interna con "vista al mar"

La opción de cabina más económica es siempre la interna. Pero en este caso, con ojos de buey que simulan ser los verdaderos, los camarotes internos transmiten en vivo por dichas ventanas lo que vería una habitación en esa posición con vista al mar. De esta manera, el pasajero puede mirar desde su dormitorio la situación real mientras navega (incluso tal vez verá a lo lejos Aladino volando en su alfombra) o la gente caminando por el muelle cuando llega al puerto. Algunas veces aparecen personajes aleatoriamente sobre la imagen real para poner un toque de animación. La ventana también se puede "apagar", si se quiere evitar el ingreso de luz a la habitación. Esta tecnología sólo está disponible en Disney Dream y Disney Fantasy.

4- Show de fuegos artificiales

Fuegos artificiales por la noche en la cubierta
Fuegos artificiales por la noche en la cubierta Crédito: Disney Cruise

Después de la fiesta de los piratas, donde desde el escenario los personajes invitan a todos los espectadores a bailar en la cubierta mientras se exponen grandes esculturas de chocolate o queso, la noche termina con un show de fuegos artificiales en el mar. Disney es hoy la única compañía de cruceros que lanza pirotecnia desde el barco. Para esta clásica fiesta, que ocurre en todas las embarcaciones de Disney, los habitués suelen llevarse objetos piratescos para disfrazarse. No obstante, en el crucero se reparten pañuelos de Mickey gratis para ponerse en la cabeza.

5- Mirar un estreno abordo y cine en 3D

El Buena Vista Theatre transmite en continua-do películas (de Disney, claro) que van de clásicos a estrenos. Pero además, cuando se lanza un estreno en tierra, si está navegando nadie tiene por qué perdérsela. El avant premiere también sucede abordo simultáneamente. Los cines en todos los cruce-ros tienen tecnología para ver películas en 3D.

6- Los shows son espectáculos de Broadway

No es una forma de decir. Por las noches se presentan en dos horarios musicales en el Walt Disney Theatre, un teatro con capacidad para más de 1300 espectadores. Cada barco es el hogar de producciones originales exclusivas como Rapunzel, Frozen, o La Bella y la Bestia, que de-ja boquiabierta a la audiencia con su tecnología, sus decorados y cantantes.

El musical de Frozen en el teatro de los barcos
El musical de Frozen en el teatro de los barcos Crédito: Disney Cruise Line

El show de La Bella y La Bestia, que rueda en el Disney Dream, ganó el premio a la mejor producción de teatro por parte de la Asociación Internacional de Parques Temáticos y Atracciones (IAAPA). Es la primera vez en la historia que el galardón va a un espectáculo en un crucero.

7 Tirarse por la primera montaña rusa acuática a bordo de un barco

El AquaDuck, creado por los sobrinos del Pato Donald, es un recorrido en un tubo cerrado transparente con curvas, vueltas, bajadas y subidas que zigzaguea la cubierta superior. El in-flable amarillo llega a la cima, y ya no hay escapatoria: hay que lanzarse a lo largo de 230 metros y caer una altura de cuatro cubiertas. Esta tecnología utiliza poderosos cho-rros que descargan 38 mil litros de agua por minuto para eyectar a los audaces hacia arriba y hacia adelante, hasta dar una curva cuatro metros (sí, cuatro) fuera de borda. La vista es increíble: el océano está 46 metros debajo de sus pies. Si controla la ansiedad, deje pasar las primeras horas de crucero para visitar esta atracción, cuando ya disminuye la cola. Solo en Disney Dream y Disney Fantasy.

8 Saltar entre rascacielos de las más lindas ciudades con un trago en la mano

El Bar Skyline, exclusivamente para adultos, recrea estar sentado en la barra de un rascacie-los. Detrás del barman, la panorámica ventana muestra a Hong Kong iluminado en la noche mientras suenan los acordes chinos de fondo, pero mágicamente todo el escenario cambia a New York. o tal vez Londres o Paris. Los cruceros de Disney tienen sectores solamente para adultos, con diferentes ambientaciones y temáticas. No tienen, sin embargo, sector de casino.

9- Tomar el vino de la película Ratatouille

La crème de la crème de los restaurantes de Disney Cruise Line es sin duda Remy, el restaurante inspirado en Ratatouille abordo del Disney Dream y Disney Fantasy. Remy es el único restaurante en un crucero lleno de ratas: las hay en los tapizados, escondidas en los espejos, sillas, lámparas y detalles en hierro. Esta experiencia culinaria francesa, dirigida por chefs de talla mundial de Francia y Estados Unidos es sólo para mayores de 18 años y se paga aparte (desde US$75 brunch, US$ 125 cena). Antes de entrar al comedor principal, dos de los vinos que aparecen en la película se exhiben en la vitrina: un Château Latour de 1961 (pre-sentado en la escena donde el Chef Skinner y Linguini están bebiendo en la oficina) y un Chateu Cheval Blanc de 1947 (aparece al final cuando el crítico pide que le traigan un vino). Cenar con las botellas de la película de Ratatouille no es imposible (o más bien sí.) Estos vinos se pueden comprar: cuestan $ 13.000 y $ 25.000 dólares respectivamente. El otro restaurante solo para adultos es Palo, que se encuentra en todos los cruceros, y en este caso su ambientación rememora a Venecia y la comida es lógica-mente, italiana.

10- Navegar con Star Wars o Marvel

En salidas especiales, en determinados cruceros, se enfatiza algún tema o personaje. Por ejemplo de enero a marzo de 2020, Disney quiere brindar una experiencia de otra galaxia. Los personajes como Darth Vader y Kylo Ren, de Star Wars, se suman a actividades y espectáculos en vivo. El crucero es temático, y hasta la comida es diferente. El día termina con "Summon the Force", una fiesta en la cubierta que celebra el universo de Star Wars. Además en el Oceaneer Club, en los barcos Dream y Fantasy, se puede dejar a los chicos de hasta 12 años en tierra de StarWars, un área fija dentro de las amplias instalaciones del club. Se puede manejar el Halcón Milenario, volar a diferentes planetas, y con suerte presenciar la aparición de algún protagonista de la mítica película.

Los personajes de Marvel también salen a navegar
Los personajes de Marvel también salen a navegar Crédito: Disney Cruise

En 2020 también se lanza "Marvel un día en el mar", donde estos superhéroes invaden el barco y hacen apariciones y actividades en los clubes para niños, un espectáculo nocturno y cubierta, o un show en el teatro. También hay cruceros temáticos por Halloween y navidad. Para este último todo se tiñe de invierno, y hasta en la propia isla de Castaway el tranvía estará propulsado por re-nos y el visitante experimentará "ráfagas de nieve". Desde el comienzo de la travesía en el crucero los personajes llegan para iluminar el árbol de navidad, y también se le da la bienvenida en el lobby a Papá y Mamá Noel.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.