A las Bahamas, también la solidaridad llega en crucero

Después del paso del huracán Dorian, algunas navieras brindaron sus barcos de lujo para evacuar damnificados, entre otras acciones del sector turístico
Después del paso del huracán Dorian, algunas navieras brindaron sus barcos de lujo para evacuar damnificados, entre otras acciones del sector turístico
Frances Robles
(0)
15 de septiembre de 2019  

Myrtle Cartwright, una mujer de 76 años, miró su casa en la isla de Gran Bahama, que se había quedado sin la mitad del techo, y ante la posibilidad de tener que pasar varios meses sin electricidad decidió que tenía que irse.

Cartwright tuvo suerte: el viernes abordó el crucero Grand Celebration de Bahamas Paradise Cruise Line junto a otros 1200 sobrevivientes del huracán Dorian y se marchó a Palm Beach, Florida. Allá la alojaron en una cabaña con facilidades para discapacitados.

"Incluso tuve un asistente médico que vino a ver si estaba bien porque tengo hipertensión -dijo Cartwright-. Alguien sufrió un ataque de corazón en el barco y un helicóptero lo trasladó a la medianoche al hospital. Si eso hubiera pasado en Freeport, no habría sobrevivido".

La semana pasada, el Grand Celebration fue el primer barco que atracó en el puerto de Gran Bahama, repleto de médicos y enfermeras. Bahamas Paradise solo navega hacia las Bahamas, por lo que los directivos de la compañía decidieron que, en vez de paralizar sus barcos y esperar tiempos mejores, lanzarían una misión de ayuda humanitaria para socorrer a miles de personas que tuvieron que abandonar sus hogares ante la escasez de alimentos y servicios básicos como el agua corriente.

Bahamas Paradise se unió a Royal Caribbean, Disney, Norwegian y Carnival y otras compañías de cruceros para proporcionar una de las respuestas corporativas más sólidas al huracán Dorian, que azotó a las Bahamas como una tormenta de categoría 5 ocasionando la muerte de al menos 50 personas y destruyendo miles de hogares en Gran Bahama y las islas Ábaco.

Es una estrategia notable porque durante mucho tiempo las empresas de cruceros han tenido una relación conflictiva con las Bahamas mientras distintas organizaciones han realizado múltiples protestas por el impacto de la actividad turística en las islas y su legado ambiental. Ahora, Royal Caribbean está sirviendo 20.000 comidas al día y ayuda a trasladar personas de Gran Bahama a Nassau y Carnival invirte un millón de dólares en suministros médicos.

Críticas y donaciones

Algunos críticos de la industria sostienen que esas compañías deberían hacer mucho más para ayudar a un país que cada año les aporta miles de millones de dólares. Casi cinco millones de pasajeros de cruceros visitaron las Bahamas el año pasado, y cada uno gastó alrededor de 90 dólares en tierra firme.

Hasta ahora, solo Bahamas Paradise y Royal Caribbean han usado sus barcos para transportar personas a lugares más seguros. Baleària, una compañía española que opera en Bimini y Gran Bahama, fue muy criticada en las redes sociales porque le hizo un recargo a los pasajeros debido a la tormenta y obligó a que 119 personas desembarcaran cuando las autoridades migratorias dijeron que necesitaban visas para ingresar a los Estados Unidos.

Royal Caribbean transportó a 810 personas y donó casi 150.000 botellas de agua hasta el martes, según dijeron voceros de la compañía.

Ken Dames, de 54 años, un superintendente de edificios en Great Guyana Cay, dijo en una entrevista en Marsh Harbour, la ciudad más grande de la isla Gran Ábaco, que cree que las líneas de cruceros deben ayudar "como un gesto de buena voluntad", teniendo en cuenta todo lo que se benefician por su relación con las Bahamas.

"Las Bahamas dependen de ellas", dijo Dames, "y ellas dependen de las Bahamas". Pero señaló que Marsh Harbour, la zona más afectada en las islas Ábaco, no está equipada para recibir grandes embarcaciones por lo que transportar a los evacuados sería logísticamente complicado y costoso.

Dionisio D'Aguilar, Ministro de Turismo y Aviación de las Bahamas, reconoció que la relación del gobierno con las compañías de cruceros a veces ha sido "difícil", pero dijo que a las empresas les está yendo mejor al diseñar proyectos más cercanos a los centros urbanos, lo que mejora las economías locales. Las empresas son criticadas por operar en las islas privadas de las Bahamas, lo que tiene poca incidencia en las poblaciones. Para el huracán Dorian, dijo, "han estado a la altura de las circunstancias".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.