Stellantis, el nuevo gigante, comenzó a operar